El propietario de un bar de L’Eliana condenado por estafar a proveedores de alimentos con el “timo del nazareno”

0
341

Los hechos ocurrieron en 2006, cuando los procesados se confabularon para cometer timos conocidos como ‘del nazareno’, que consisten en la adquisición de mercancías que no se van a pagar para revenderlas después a un precio inferior al de mercado.

Según el ministerio público, en este caso había tres personas al frente del entramado que se encargaban de hacer los pedidos utilizando nombre ficticios pero datos verdaderos de empresas solventes y alquilar furgonetas para recoger los productos.

Otros tres individuos participaban en el transporte y la recogida del género en vehículos de su propiedad o de alquiler, y recibían entre 150 y 200 euros por jornada laboral.

Finalmente, los tres sospechosos restantes se quedaban con la mercancía, a pesar de conocer su origen ilícito, y para ofrecerla en sus bares que regentaban en las localidades valencianas de Manises, L’Eliana y Gandía.

Los acusados del primer grupo se han conformado hoy ante el tribunal de la sección segunda de la Audiencia de Alicante con sendas penas de un año de cárcel; los del segundo, de seis meses, y los del tercero, de tres meses, después de que la fiscalía les reconociese la atenuante de dilaciones indebidas, según las fuentes consultadas.

El importe total de la estafa ha sido tasado en más de 56.000 euros, aunque algunas de las siete empresas perjudicadas han podido recuperar parte del género, que consistía principalmente en varios palés de garrafas de aceite de oliva de Córdoba y Valencia, anchoas y otras conservas de Santoña y jamones de Jabugo.