Un Policía Nacional fuera de servicio resulta herido tras detener al autor de un robo con violencia

0
1035

Agentes de la Policía Nacional han detenido ayer en Valencia a un hombre de 27 años, de origen español, como presunto autor de los delitos de allanamiento de morada, robo con violencia en grado de tentativa y atentado a agente de la autoridad, tras ser reducido por un Policía Nacional fuera de servicio que resultó con una fisura en el tobillo derecho, así como diversas contusiones en el cuerpo y pómulo derecho. El agente tuvo que emplear su arma reglamentaria, realizando varios disparos al aire.

 

Los hechos ocurrieron sobre las dos del mediodía de ayer en el distrito de Tránsits, cuando un hombre accedió a una vivienda empujando con un carro de supermercado tras abrirle la puerta y haber llamado al timbre, para una vez en su interior, intentar estrangular a uno de los moradores, pero al ser sorprendido por otra persona que se encontraba en la vivienda, salió huyendo.

 

Un Policía Nacional fuera de servicio que se encontraba por las inmediaciones, observo cómo salía de un portal corriendo a la vez que era perseguido por varias personas y el conserje de una finca. El agente averiguó que había accedido a la fuerza al interior de un domicilio, por la que rápidamente intentó comunicarlo a la sala del 091, sin poder contactar al no tener cobertura, a la vez que iba tras él.

 

Una vez que le dio alcance y tras identificarse como Policía, el sospechoso comenzó a lanzarle patadas, “barridos” y puñetazos contra el cuerpo, así como en el pómulo y pierna derecha. Durante el forcejo en el suelo, intentó coger el arma reglamentaria, momento que el policía consiguió levantarse y realizar varios disparos al aire debido a  la agresividad y violencia que empleaba.

 

Inmediatamente varias patrullas de la Policía Nacional acudieron al lugar y observaron como el agente se encontraba en el suelo enzarzado con el sospechoso por lo que fue detenido.

 

En el traslado a dependencias policiales, el ahora detenido ocasionó diversos daños, llegando arrancar completamente la ventanilla de la puerta trasera derecha del vehículo.

 

El agente tuvo que ser trasladado por una dotación sanitaria al Hospital Quirón para ser asistido de las lesiones, ya presentaba una fisura en  el pie derecho, así como múltiples contusiones en la mano y en el pómulo derecho.