Riba-roja Pot deja en minoría en el plenario al gobierno en la votación sobre mediación escolar

0
664

El gobierno en minoría de Robert Raga sufrió así uno de los primeros reveses de la legislatura, lo que ha valido las críticas de los socialistas del Camp de Túria a Riba-roja Pot, además de a Ciudadanos y PP.  Robert Raga gobierna junto a Compromís y EU en minoría, y fue investido alcalde con el apoyo de Riba-roja Pot, que rehusó entrar en el gobierno. Así, Riba-roja Pot, Ciudadanos y PP suman 12 concejales por los 9 de PSOE, Compromís y EU.
[Img #19158]El concejal de Educación, Miquel Castillo, ofreció a las tres formaciones ponentes de la moción «dejar esta propuesta sobre la mesa para estudiarla con mayor detenimiento con toda la comunidad educativa de Riba-roja con la finalidad de alcanzar un consenso con todos los estamentos afectados de forma que si fuese necesaria su implantación trasladarla previamente a la conselleria de Educación».
La moción de los tres partidos de la oposición se centra en ofrecer un servicio de mediación escolar en los institutos de educación secundaria (IES) Pla de Nadal, el Quint y La Asunción cuya finalidad es resolver posibles problemas o conflictos que puedan surgir en estos centros educativos a lo largo del curso académico entre los profesores y los alumnos.
Sin embargo, y  ahí radica la crítica del PSOE, este tipo de asesoramiento educativo ya está funcionando por parte de la Conselleria de Educación de forma gratuita.
El alcalde de Riba-roja, Robert Raga, considera que la aprobación de la moción de los tres partidos de la oposición «no está justificada en la actual situación que vive la comunidad educativa de nuestro municipio ya que los centros no han demandado en ningún momento la mediación para resolver conflictos entre alumnos y profesores aunque en el caso que fuese necesario disponemos de un servicio en la conselleria de Educación que puede realizar este tipo de labor sin que tengamos que desembolsar los 21.365 euros que pide la oposición; descartamos de forma frontal privatizar ningún aspecto de la misma».
Raga ha concluido que en el último curso escolar no se tuvo que recurrir, en ningún momento, al servicio de asesoramiento y mediación en los centros educativos, un hecho que denota «el despilfarro que supone poner en marcha este nuevo servicio pagado con fondos municipales a pesar de que la administración autonómica ya lo ofrece sin coste alguno añadido».