Comienzan los trabajos para estabilizar parte de ladera derrumbada en Cortes de Pallás

0
694

Según informa la Diputación, así lo ha anunciado hoy el diputado de Carreteras, Pablo Seguí, tras reunirse con el alcalde de Cortes de Pallás, Fernando Navarro, para tratar sobre esta actuación, que ambos consideran «urgente y necesaria».

Se cumple así con el compromiso adquirido por el presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, que cuando visitó la zona en agosto ya anunció que las obras de rehabilitación integral del vial iban a realizarse «cuanto antes y sin esperar a nadie», porque el objetivo en el que se ha trabajado en este mes y medio la Diputación ha sido «devolver la normalidad a estos vecinos lo antes posible».

Los trabajos consistirán en la colocación de mallas de contención y se reforzarán las grietas de la montaña para evitar derrumbes, todo ello con un presupuesto de 1,8 millones.

El diputado provincial, acompañado por el alcalde, ha visitado también las obras de rehabilitación integral de la carretera de acceso a Cortes de Pallás que se vio afectada por el desprendimiento de la ladera del pasado mes de abril.

La Diputación de Valencia supervisa la reposición de las plataformas en la CV-428 y el camino que da acceso a la aldea de Otonel mediante la construcción de muros de escollera hormigonada que ejercen como contención del pedralén para alcanzar la cota de la explanada de las anteriores plataformas.

A continuación, la Diputación colocará el firme en la CV-428 y en el vial: «El proyecto abarca desde el túnel hasta la entrada al municipio de Cortes de Pallás», ha informado el diputado, al tiempo que ha asegurado que «también se adecuará dicho túnel, ya que presenta grietas».

Igualmente, los últimos 700 metros del tramo de carretera que conduce al municipio será reasfaltado y se colocarán aceras para otorgarle acceso peatonal mediante un convenio entre la Diputación y el ayuntamiento.

«El principal objetivo es devolver al municipio en tiempo y forma las comunicaciones que perdieron el 7 de abril», ha añadido.

La prioridad es que estas obras de emergencia se ejecuten «cuanto antes», según Seguí, quien ha anunciado: «Los plazos se cumplen, el vial estará abierto al tráfico antes de fin de año con todas las garantías de seguridad y calidad».

Por su parte, el alcalde Fernando Navarro ha informado de que «el desprendimiento se llevó el lecho de los dos viales, y ahora el proyecto está en fase de rastrear la zona sólida para iniciar la elevación de los muros de contención que darán base a ambos viales».

Respecto a las obras de sujeción de la parte de ladera que no se desprendió, el alcalde ha afirmado que el consistorio solicitó esta actuación puesto que, a su juicio, «se trata de un proyecto muy importante porque si las circunstancias climáticas se repiten, el derrumbe puede volver a ocurrir».

Por ello, «los trabajos de reconstrucción del vial y de estabilización del talud que no se desprendió se desarrollarán a la par, para que estén finalizados antes de fin de año», ha apuntado.