Xàbia y los regantes reclamarán reutilizar los 4.000 metros cúbicos que se vierten al mar diariamente

0
422

[Img #18101]El Ayuntamiento de Xàbia sigue adelante con sus políticas de optimización de los recursos hídricos disponibles y en busca de soluciones estructurales que den respuesta a las necesidades, tanto de consumo humano como para usos agrícolas y del sector servicios.

A pesar de que el suministro básico está garantizado para el verano gracias a la producción de la planta desalinizadora y a los acuíferos de Pedreguer, el Consistorio es consciente de que la sequía puede ir para largo y que la demanda es creciente. Es por ello que se ha marcado como objetivo poder aprovechar para el riego agrícola los aproximadamente 4.000 metros cúbicos de agua depurada que diariamente se vierten al mar, algo que reclamará de nuevo a la Generalitat.

El pasado lune el gobierno local tomó contacto con la comunidad de regantes para conocer de primera mano la situación actual de sus recursos y buscar su complicidad para tramitar los proyectos y permisos necesarios para poder reutilizar el agua de la EDAR. La reunión estuvo coordinada por el alcalde, José Chulvi, y contó con la asistencia de los concejales de Agricultura, Tere Bisquert y de Aguas, Paco Torres, así como del consejero delegado de la empresa municipal de aguas, Josep Lluis Henarejos.  En ella se trasladó el apoyo tanto del Ayuntamiento como de Amjasa para asesorar técnica y jurídicamente al sector en la preparación de un proyecto viable (aprovechando las canalizaciones en desuso) y lograr la autorización necesaria para poner en marcha una red de riego a base de agua depurada.

Desde el Consistorio se informó que la reutilización del agua depurada es una de las propuestas incluidas en el Plan Hidrológico de la Confederación Hidrográfica del Júcar como solución para mejorar la calidad de los acuíferos existentes, muy esquilmados y salinizados por la intrusión marina.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  FGV activa El Mussol de les Marines entre Benidorm y Dénia a partir del viernes 12 de agosto

Todos convinieron en que es el momento de tirar del carro y de estar unidos para lograr esta reivindicación del sector agrícola, que ahora se revela más necesaria que nunca por la persistente sequía. Y es que los agricultores trasladaron al Consistorio su preocupación por los síntomas de agotamiento de los caudales de los que se abastecen y por la posibilidad de que Amjasa necesite echar mano de los pozos del Pla, cuya sobre explotación puede provocar su salinización definitiva. También porque municipios vecinos como Poble Nou de Benitatxell aumenten las extracciones en pozos como el de Lluca, en término municipal de Xàbia y conectado con otros que ellos utilizan y ya están en pésimas condiciones.

Desde Amjasa se tranquilizó a los regantes y garantizó que desde Xàbia no se tomará ninguna decisión que empeore el estado de los pozos sino que ya están buscando otras vías para, en caso de necesidad, complementar la producción de la desaladora sin tocarlos y poder seguir abasteciendo a la población con agua de calidad.

Uso responsable del agua

A pesar de que la situación en Xàbia no es extrema, la demanda de agua diaria sigue por encima de la media y el Ayuntamiento va a reforzar la campaña para promover un uso responsable de este bien escaso. A día de hoy y sin haber llegado al punto tope de ocupación turística se inyectan 33.000 metros cúbicos de caudal medio mientras que la planta desalinizadora produce 27.000, lo que obliga a extraer de pozos unos 6.000 metros cúbicos diarios y tener la planta al 100% de su capacidad, lo que no es aconsejable y hace aumentar el riesgo de averías. Desde el departamento de aguas se calcula que para tener un verano sin sobresaltos sería necesario un ahorro del 10% en los consumos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Benitatxell adquiere un inmueble anexo al Ayuntamiento para ampliar las instalaciones y servicios

Al bando del alcalde pidiendo cooperación a los ciudadanos para que rieguen sus jardines los justo y en horas sin sol o no cambien el agua de las piscinas, se suman ahora las reuniones con profesionales que emplean mucha agua (jardineros, viveros o servicios) para exponerles la situación. También se está revisando casos sospechosos de abuso o aprovechamiento ilícito para aplicar sanciones.