Detienen a 15 personas en Benicarló, Benicàssim, Peñíscola y Castellón por 64 delitos

0
485
[Img #15729]La operación, denominada “Madrid-Llevant”, tuvo su fase de explotación ayer y contó con 120 agentes que participaron en siete registros de casas de campo en Benicarló-Peñíscola, Benicàssim y el Grao de Castellón.
Así lo han explicado hoy en rueda de prensa el coronel jefe de la comandancia de la Guardia Civil de Castellón, Juan José Miralles, el jefe de la Divisió d’Investigació Criminal de los Mossos d’Esquadra en Cataluña, Ignasi Teixidor y el subdelegado del Gobierno en Castellón, Juan José Barelles.
La investigación se inició por parte de la Guardia Civil y por parte de lo Mossos de manera independiente después de diversos robos en el interior de domicilios -sin sus moradores dentro- en Castellón y Lleida en los que se habían forzado las puertas de acceso y se había robado principalmente objetos de pequeño tamaño y gran valor, como joyas, dinero o pequeños dispositivos electrónicos.
En diciembre de 2014 ambos cuerpos de seguridad unificaron las investigaciones al cruzar información y darse cuenta de que podría tratarse de los mismos autores de los robos.
En la investigación se pudo saber que los autores cometían robos en diferentes provincias españolas.
Tras identificar a los presuntos autores de los hechos, miembros de un grupo organizado familiar, se organizó el dispositivo de explotación de la operación, que tuvo lugar ayer.
Se actuó en los siete registros de forma simultánea y para ello se contó con un total de 120 agentes de 5 equipos de módulos de intervención, el equipo de reserva y seguridad de Valencia con 80 agentes, un helicóptero y dos perros -uno especialista en detección de droga y otro en detección de billetes-.
En los registros se encontraron tres plantaciones interiores de marihuana, con un total de 390 plantas de marihuana que fueron destruidas previa autorización judicial.
Además se encontraron 25 gallos de pelea en una instalaciones muy preparadas para ellos, según ha apuntado Juan José Miralles, aunque algunos, ha indicado, se encontraban en mal estado por haber participado recientemente en alguna pelea.
El coronel jefe ha afirmado que el Seprona ha instruido una causa aparte en relación con los gallos encontrados.
También se incautaron de dinero en efectivo, herramientas, objetos de coleccionista y de diversas joyas, algunas de las cuales se han podido relacionar con los robos y otras todavía están siendo estudiadas.
A los detenidos se les ha relacionado con 27 robos con fuerza y podrían estar implicados en otros 37 hechos delictivos.
Se les acusa de ser autores de los delitos con robo con fuerza en las cosas, atentado contra agente de la autoridad, falsificación documental, usurpación de estado civil, receptación, contra la salud pública y pertenencia a grupo criminal.
Una de las detenidas, que estaba escondida en una de las casas, estaba reclamada por la justicia y sobre ella pesaba una orden de detención e ingreso en prisión.
Las diligencias han sido instruidas por el Juzgado de Instrucción número 2 de Balaguer (Lleida). Los detenidos pasarán a disposición judicial entre hoy y mañana.