Llíria muestra sus condolencias por el fallecimiento de la Duquesa de Alba, alcaldesa honorífica de la ciudad

0
334
El Alcalde de Llíria, Manuel Izquierdo, ha mostrado, en nombre de la ciudad, sus condolencias por el fallecimiento de Cayetana Fitz-James Stuart y Silva, Duquesa de Alba.
La aristócrata era duquesa de Llíria y alcaldesa honorífica de esta ciudad desde 1964, cuando visitó la localidad con motivo de las Fallas de Valencia.
El primer edil ha destacado de la duquesa “su labor al frente de su fundación, desde la cual apoyó a las artes, además de abrir los archivos de la Casa de Alba a los investigadores y su legado a la sociedad en general”.
La Casa de Alba en Llíria
La historia de la casa de Alba en Llíria se remonta a la batalla de Almansa, cuando Felipe V pagó con el nuevo ducado de Llíria y de Jérica  los servicios prestados en la contienda al duque de Berwick, Jamez Fitz-James Stuart, hijo bastardo del destronado rey Jacobo II de Inglaterra y VII de Escocia.
Cuando el duque llegó a Llíria en 1708 decidió alojarse en Ca la Vila, sede del actual Ayuntamiento de la ciudad. Por este motivo, este palacio renacentista se conoce popularmente como Palau dels Ducs d’Alba.
Es el tercer duque de Llíria el que emparenta con los Alba al casarse con la hija de los duques, Teresa de Silva. El matrimonio vivió en Ca la Vila entre 1751 y 1753, momento en que la duquesa, que estaba desesperada al no poder quedarse embarazada, da aquí a luz a su primogénito y único hijo. En agradecimiento a tan buen recuerdo, el duque bautiza Palacio de Liria el que se hace construir en Madrid, hoy sede de la Fundación Casa de Alba.