El PSOE de Buñol se muestra contrario a la “reforma electoral que pretende llevar a cabo el PP”

0
330
Desde los Socialistas entendemos que “otorgar automáticamente la mayoría absoluta al partido que saque un 40% de los votos, haría que la fuerza más votada obtuviese una sobrerrepresentación, mientras que partidos minoritarios, verían mermado su poder en el consistorio, incluso corriendo el riesgo de quedar sin representación”. “Con esta reforma que pretende poner en marcha la derecha española, partidos con un porcentaje de votos importante, se podrían quedar sin representación en los ayuntamientos, aspecto que nos parece claramente antidemocrático”, afirma el portavoz socialista, Manuel Sierra Tamarit. “Si se lleva a cabo una reforma, tendría que ser en sentido contrario y que los partidos minoritarios, tengan más facilidades para conseguir representación en los municipios y su voz, pueda ser escuchada” señalan desde la agrupación socialista de Buñol.
Además, desde el PSOE de la localidad, consideran que el único propósito que esconde esta reforma, es “permitir a un PP en caída libre, que va a perder gran parte de las mayorías absolutas que consiguió en 2011 en todo el Estado, continuar en el poder con resultados más modestos”.
Los socialistas entienden que “la ciudadanía acepta de buen grado pactos entre fuerzas políticas, con ideologías cercanas, aunque no hayan sido las listas más votadas”. “La prueba la tenemos en nuestro propio pueblo, donde EU y PSOE han sido los dos partidos más votados en las últimas elecciones europeas, por encima del PP, en unas elecciones que históricamente la derecha local había conseguido buenos resultados”. Al comienzo de la democracia en muchos pueblos y ciudades, el PSOE y el PCE, llegaron a acuerdos que dieron alcaldías a la izquierda, a pesar de las victorias de la UCD en estos lugares. A finales de los 80 y principios de los 90, acuerdos entre partidos conservadores regionalistas y el PP, consiguieron arrebatarle alcaldías a un PSOE en decadencia, como en el año 1991 en Valencia Capital, donde un pacto entre el PP y UV, dio la alcaldía a Rita Barberá, a pesar de la victoria de los socialistas. Todos estos acuerdos, de uno y otro signo, se llevaron a cabo con naturalidad y con la aceptación de los votantes.
“Una reforma electoral, que margine a los partidos minoritarios, y que otorgue, de manera artificial, mayorías absolutas a aquellos que consigan un 40% de los votos, no contará con el respaldo de los socialistas, por lo que la moción que el PP ha anunciado, que presentará en septiembre en todos los plenos de España, desde el PSOE de Buñol anunciamos que contarán con el voto contrario de nuestro grupo”.
Manuel Sierra Tamarit.
Vicesecretario General y Portavoz del PSOE de Buñol.