Las indemnizaciones del seguro de uva son los mayores ingresos que esperan los agricultores

0
334
El seguro agrario de uva para vino es la herramienta en la que más confían los agricultores de la comarca Requena-Utiel para resarcirse de parte de las enormes pérdidas que en la próxima cosecha vinícola está originando la grave sequía que se registra en la zona. En este sentido titulares de explotaciones agrícolas afirmaron que “el seguro agrario en el caso de la sequía no indemniza por la totalidad de los daños, porque tiene una franquicia a cargo de los asegurados del 30%; pero por encima de este porcentaje los daños ya son indemnizables”. “Por tanto –detallaron- si en una explotación los peritos valoran los daños por sequía en un 60%, los agricultores cobrarían el 30% de las perdidas”.
En la comarca, la contratación de pólizas de seguro de uva de vino está muy extendida entre los agricultores que se dedican al cultivo de las viñas a tiempo principal que se conocen también como profesionales.
Los agricultores también consideran que “las distintas administraciones pondrán en marcha alguna acción para aliviar la merma de ingresos de los productores ante las enormes pérdidas que se esperan en todos los cultivos –cereales, uvas, aceitunas y almendras- debido a que la situación ya es irreversible; pues aunque se produjeran lluvias, solo contribuirían a dar un pequeño alivio a árboles y plantas.
Propietarios de viñedos de la zona manifestaron que “las pérdidas por la sequía no solo vendrán por las mermas considerables de la producción que se esperan sino también, porque ya han comenzado a morir vides por desecación, esperándose que durante el periodo estival si persiste la sequía puedan morir varios millones de cepas”.
Cabe recordar que los últimos episodios inestables solo han producido cantidades de lluvia significativas en una zona del municipio de Utiel.