Primeras pruebas en el Molino de Ribarroja del Turia

0
265

[Img #11103]Después de tres años de obras de restauración del molino, el pasado día 30 de enero la maquinaria volvió a funcionar. El alcalde de Ribarroja del Turia, Francisco Tarazona Zaragozá, y el concejal de Patrimonio y Turismo, Salvador Silvestre, visitaron las obras de recuperación del molino, que se encuentran en un estado avanzado de terminación, y observaron la puesta en funcionamiento de los sistemas hidráulicos y mecánicos. El objetivo de esta restauración servirá como medio de interpretación para los estudiantes y turistas que podrán observar la transformación de la energía hidráulica en energía mecánica y con una tercera transformación en energía eléctrica. La empresa Sucesores de Antonio Molina Cano S.L. especializada en molinos, ha sido la encargada de la instalación hidráulico-mecánica con la puesta en funcionamiento de una turbina de Molina Cano de 1916 acorde con la época.  El proyecto realizado y dirigido por el ingeniero hidráulico Miguel Ángel Molina Espinosa ha tenido como punto de partida la recuperación de los subterráneos o galerías del siglo XIII que según el ingeniero se encontraban “en muy mal estado e imposibles de hacer pasar por ellos el agua del molino”. Los posteriores trabajos han consistido en el refuerzo del forjado del patio del agua, el depósito acumulador,  la planta baja del molino, y culminado con la maquinaria.

La curiosidad en esta restauración es el acceso a los cárcavos subterráneos donde se encuentra la turbina. En el acondicionamiento, se construyó un pasillo de cristal, que bajo los pies, deja ver las ruinas de la muralla del siglo XIII y el canal del siglo XVIII, siendo ésta una obra singular para el mantenimiento de las ruinas arqueológicas que permiten el paso a los subterráneos.

FUNCIONAMIENTO DEL MOLINO:

1º) Con el cierre de la compuerta del patio se paraliza la corriente del agua de la acequia elevando su nivel hasta cotas por encima del vertedero que da paso al depósito acumulador o llamado cubo.

2º) Por los cristales del suelo del molino se observa con gran belleza  el movimiento del agua al pasar por el vertedero con el efecto de cascadas y corrientes inclinadas. Estas aguas trepidantes entran al cubo subiendo su nivel hasta alcanzar el punto de cota denominado salto hidráulico.

3º) En la planta baja se encuentra la maquinaria que posteriormente accionará un alternador con una producción de 7,5 Kw/hora. En el conjunto mecánico se ha restaurado la gran polea de madera de 1,5 metros de diámetro y las transmisiones por engranaje, especialmente la rueda denominada catalina con dientes de madera y armazón de acero. Al lado de la maquinaria se encuentra la torre de accionamiento de la turbina que con fácil movimiento realiza, a la profundidad de los cárcavos,  la apertura de la compuerta del inyector del agua procedente del salto hidráulico o nivel del depósito acumulador.
 
4º)  La fuerza de la inyección del agua a gran presión impacta sobre los álabes  clotoides que forman la turbina inventada por el ingeniero A. Molina Cano a principios del siglo XX y en cuya patente se acuña el sello del Rey Alfonso XIII que le concedió el Título de Propiedad.

5º) Estas nuevas palas con  curvas científicas clotoidales dan el máximo rendimiento hidrodinámico desarrollando la energía de mayor potencia, y por resultado, la rueda mueve el eje vertical que acciona la maquinaria a gran velocidad de giro, consiguiendo en su desmultiplicación la velocidad de 1500 vueltas por minuto del alternador.