La Pobla de Vallbona pagará 86.000 € anuales por el alquiler de los terrenos que ocupa el colegio público del Campés

0
435

[Img #10950]Los socialistas han declarado que la falta de desarrollo del plan de actuación integrada (PAI) R-24 impide al consistorio de la Pobla ser el propietario efectivo de los terrenos sobre los que se asienta este centro educativo por lo que en el año 2009 tuvo que llegar a un acuerdo de cesión mediante una alquiler con los dueños del suelo a cambio de las futuras cesiones dotacionales resultantes de este programa urbanístico.  

    El PSPV ha criticado la deficiente gestión del Partido Popular “porque una mala planificación y ordenación urbanística lleva a casos tan lamentables como el del colegio público del Campés ya que tiene que desembolsar una cantidad importante de dinero para la ocupación de unos terrenos que todavía no son de titularidad municipal”.

    El portavoz socialista, Mikel Aragón, sostiene que si en su momento “se hubiese planificado correctamente el crecimiento de la población durante los años 2000 se habría reservado un terreno suficiente para la construcción de los centros educativos y sanitarios pero el PP prefirió apostar por un ritmo urbanístico vertiginoso sin ningún tipo de previsión de futuro”.  

El centro está construido sobre unos terrenos de 15.000 metros cuadrados situados junto al casco urbano -en el área este- que están incluidos en el denominado plan de actuación integrada (PAI) R-24. Este programa urbanístico todavía está por desarrollar por la falta de una estación transformadora de electricidad para abastecer a las futuras viviendas y edificios previstos en la zona y, por tanto, el consistorio no puede ser aún el dueño, señalan desde el PSPV de la pobla.

    El problema subyacente es que esta estación eléctrica es muy difícil de construir por el elevado coste económico que supone para los propietarios de los terrenos -la mayoría vecinos de la Pobla- su financiación conjunta y, por este motivo, el plan urbanístico no se ha podido desarrollar. A este motivo hay que añadir, también, la difícil situación económica que impide la puesta en marcha de este programa.  

    El colegio del Campés se construyó urgentemente en 2010 ante las necesidades educativas que presentaba la Pobla desde hacía años. De hecho, los alumnos tuvieron que asistir durante más de dos cursos académicos a unos barracones provisionales en la partida del Mas de Tous mientras duraban las obras de construcción de este nuevo centro, recurdan desde el PSPV.