La Diputación reparte 785.000 euros entre 26 municipios de la Ribera Alta para obras urgentes

0
472

La localidad de Algemesí recibirá la suma de 100.000 euros para la reparación urgente del pavimento asfáltico en el casco urbano.
Además, cuatro municipios de dicha comarca ingresarán la cantidad de 50.000 euros cada uno de la Diputación para sus respectivas obras urgentes. Es el caso de la población de Alberic, que aprovechará esta aportación económica para la reparación de varias infraestructuras agrarias. También, el Ayuntamiento de La Pobla Llarga requiere de esta donación para las obras del Pluvial c/Vall al Barranc de Barxeta y desagües generales eliminando, de esta forma, un problema histórico de parte del Carrer Vall. Además del municipio de Massalavés, donde se tratará de adecuar el antiguo local de la cámara agraria. El ayuntamiento restante que percibirá este importe de 50.000 euros es el de Villanueva de Castellón, con el propósito de mejorar la red de saneamiento.
 

Por su parte, tanto la población de Càrcer, como la de Turís y Llombai, ingresarán la cantidad de 40.000 euros para, en el primer caso, llevar a cabo una instalación de césped artificial en el campo de fútbol municipal, en el segundo, instalar una red de saneamiento en el Camí Macastre y, en el tercero, reasfaltar varias calles.
Además, la localidad de Carlet pondrá en marcha la eliminación de las barreras arquitectónicas del núcleo urbano, situado en la zona sur-oeste.
Asimismo, los vecinos de Benimodo disfrutarán de una mejora en el abastecimiento de agua potable con un importe de 30.000 euros. De igual forma, con la misma aportación económica del ente provincial, el Ayuntamiento de Catadau busca la urbanización de diversas calles de su municipio. 30.000 euros también se destinan al territorio de Cotes, para la remodelación de las aceras de la c/Calvo Sotelo y adyacentes, que se encuentra en su segunda fase de actuación. La localidad de Manuel tiene asignado también la misma cifra económica para la adecuación de la traza urbana del antiguo ferrocarril para la vía verde. La última población que percibirá 30.000 euros para sus respectivas obras urgentes es Sellent, que tratará de reformar la piscina municipal.
Igualmente, el Ayuntamiento de Antella percibirá la ayuda económica de 25.000 euros para la conexión a la red de saneamiento, así como la renovación de aceras y su pavimentación.
En el caso de la localidad de Senyera, el ayuntamiento tiene la necesidad de pavimentar el camino del motor en la partida de Terres Noves para lo cual la Diputación subvencionará el proyecto con la donación de 25.000 euros.
En cuanto a la población de Alginet, debido a una mejora urgente de la seguridad vial en el casco urbano, la corporación provincial depositará la cantidad de 19.000 euros.
9 municipios también recibirán la ayuda de la Diputación de Valencia con 13.000 euros asignados a cada uno. Es el caso de Alcàntera del Xúquer, que requiere de obras de construcción urgentes del almacén municipal. También, los vecinos de Beneixida se beneficiarán de esta aportación económica destinada a la rehabilitación del cementerio municipal. Como también lo harán los residentes de Benimuslem, que podrán disfrutar de una mejora del alumbrado público en el parque de La Mota. Asimismo, el municipio de L`Alcúdia requiere de esta subvención para la reforma del patio del colegio público Les Comes. De igual forma, la canalización de las aguas pluviales del camino de cementerio de la localidad de L`Ènova tendrán el mismo importe económico. Mientras que el Ayuntamiento de Montroy percibirá la misma cantidad para la instalación de unos reductores de flujo en los cuadros de mando del alumbrado público del municipio, con el fin de conseguir un ahorro energético. Además, la localidad de Montserrat pondrá en marcha unas actuaciones de adecuación de la avenida Jaume I y c/ del Sambori. Por último, las poblaciones de Sumacárcer y Sant Joanet percibirán 13.000 euros para, en el caso de Sumacárcer, colocar a la par que renovar el pavimento de varios parques urbanos y, en el caso de Sant Joanet, llevar a cabo la habilitación del edificio multiusos.
La Diputación de Valencia ha financiado en 2013 un total de 191 obras urgentes en los municipios de la provincia, con un total de 5,9 millones de euros, a través del Plan de Actuaciones Programadas (PAP).
La corporación provincial puso en marcha este año una nueva iniciativa de ayuda a los ayuntamientos, con un presupuesto inicial de cinco millones de euros, para intentar “paliar el deterioro de las haciendas locales causado por la crisis económica y asegurar la adecuada prestación de servicios a los ciudadanos”, según anunció el diputado de Cooperación Municipal, Juan José Medina.
Para ello, la institución provincial rediseñó su Plan de Actuaciones Programadas (PAP) y lo adaptó a la delicada situación que atravesaban los consistorios, con el fin de destinarlo a obras de carácter urgente y necesario en los municipios, que los ayuntamientos no podían acometer o completar por sí solos por falta de presupuesto.
El PAP 2013 se destinó, de este modo, a dar “la máxima transparencia y ordenación”, a partir de la creación de unas bases comunes a todos los consistorios, a la concesión de subvenciones que solicitan los alcaldes a la Diputación como necesidades apremiantes, por necesidad del servicio o el delicado estado de la infraestructura sobre la que es necesario operar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  La Conselleria de Vivienda y Gandia firman un convenio para finalizar el proyecto Simancas

Beneficiarios
En el programa de 2013 participaron municipios, entidades locales menores, mancomunidades e, incluso, agrupaciones de municipios.
Las obras preferentes a la hora de recibir ayuda económica de la Diputación fueron las relacionadas con el arreglo de espacios urbanos como parques, jardines, fuentes y paseos, la reposición de aceras y eliminación de barreras arquitectónicas en vías públicas.
También, las actuaciones relacionadas con la renovación de mobiliario urbano y de las redes de alumbrado público, así como aquellas que tuvieran mayor incidencia en la mejora de la calidad de vida de los vecinos del municipio.
“En definitiva, obras urgentes relacionadas con equipamiento, urbanización y el ciclo integral del agua, además de las relacionadas con la conclusión de inversiones realizadas por los consistorios a través del capítulo seis de sus presupuestos”, según Medina.