El órgano del placer // The organ of pleasure

0
561

El órgano del placer

Hay muchas formas de
obtener placer con el cuerpo. Si preguntase cuál es el órgano sexual más
importante de todos no sé si obtendría la respuesta que busco. Es el
cerebro. Él es el encargado de procesar las señales que nuestro cuerpo
envía y de interpretarlas como placenteras o displacenteras. Por eso
podemos afirmar sin dudas que el placer es completamente subjetivo y las
prácticas eróticas variarán mucho entre personas.

Hay otro órgano sexual
que, aunque no es el más importante, sí es el más grande. Me estoy
refiriendo a la piel. La piel está llena de receptores sensoriales
repartidos por todos los rincones de nuestro cuerpo.  Unos
perciben los cambios de temperatura, otros son sensibles a las
vibraciones o a la presión, otros ayudan a diferenciar cómo es la
superficie que nos toca y algunos sirven para discriminar si un estímulo
nos resulta doloroso. Tenemos la gran suerte de estar recubiertos de
piel, de modo que cualquier parte es potencialmente placentera.

Pero en el cuerpo del ser humano, concretamente en las mujeres, existe un miembro  que
únicamente tiene una función placentera: el clítoris. El clítoris es un
órgano femenino dedicado exclusivamente al placer. Ni en hombres ni en  mujeres
existe algo similar. De hecho, en el cuerpo de un hombre estaríamos
hablando del glande del pene, pero éste tiene otras funciones además de
la placentera: expulsar la orina y la reproducción.

El clítoris es un órgano mucho más grande de lo que se piensa. Mide entre 10 y 13 centímetros, pero al verse  sólo  la parte externa  parece
mucho más pequeño. El resto está en el interior del cuerpo dentro de la
pelvis. El clítoris forma una estructura compleja con varias partes: un
glande, un tallo y dos raíces que se meten hacia el interior y están en
contacto con los labios menores de la vulva, el orificio vaginal, la
apertura de la uretra y con la parte interior del perineo. O sea que en
realidad la estructura del clítoris está en contacto con muchas otras
partes de los genitales femeninos.  

Pero hay que remontarse
un poco más atrás para comprender mejor. En el embarazo de cualquier
feto sano se produce la formación de los genitales externos entre las
semanas once y catorce  de gestación. Esta diferenciación sexual depende de un órgano llamado seno urogenital.  Este es la forma primigenia de  los órganos sexuales externos que dará lugar a vulvas en el caso de las mujeres o a penes en el caso de los hombres.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  El Hospital de Manises busca 'El Colegio Más Saludable' para combatir el sobrepeso infantil

Lo especialmente
interesante es que cuando se produce esa diferenciación, lo que será el
glande del pene de un hombre se convierte en el clítoris de una mujer.
Es decir, que ambos órganos están formados por las
mismas terminaciones nerviosas y los mismos tejidos. Así pues, el
glande del pene es lo mismo que el glande del clítoris sólo que cada uno
pertenece a un sexo en concreto. 

Dicho de otra forma: el glande del pene no es análogo a la vagina de la mujer, sino al clítoris.

Los Antiguos Griegos
pensaban que beneficiaba a la fertilidad de las mujeres. Hipócrates
creía que ellas también eyaculaban y que para que ello debían tener un
orgasmo mediante la estimulación del clítoris.

La primera vez que se
nombró al clítoris dentro de la literatura médica fue en el siglo XVI.
Realdo Colombo fue el cirujano italiano que lo describió. Pero fue
ignorado hasta 1844 cuando se publicaron dibujos anatómicos incluyéndolo
en los genitales femeninos y en 1900 -por fin- aparece en uno de los
libros más prestigiosos de medicina, “Anatomía de Gray”.

En 1865 el presidente de
la asociación médica británica afirmó que la epilepsia, la histeria y
otras enfermedades mentales eran causadas por el clítoris, sus coetáneos
se dieron cuenta del error pero  cientos de mujeres fueron mutiladas hasta los años 20.

Más adelante Freud
admitía la importancia del orgasmo en las mujeres, pero dijo que los
producidos por la estimulación del clítoris eran infantiles y debían
tenerse solo mediante estimulación vaginal.

Hoy en día hay sociedades que realizan la mutilación genital femenina.  Estas
prácticas son más frecuentes en las regiones occidental, oriental y
nororiental de África, en algunos países de Asia y del Oriente Medio.  Hay varios tipos de mutilación pero en casi todos, el clítoris se ve afectado.

El clítoris  ha
estado influenciado por corrientes ideológicas, momentos históricos,
expertos en medicina, psiquiatras, psicólogos, religiones y sabios.
Tiene una historia propia llena de contradicciones y cambios de
actitudes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  La consellera es reuneix amb els alcaldes de la Ribera per explicar la reversió de l'Hospital d'Alzira

Teniendo en cuenta
solamente su naturaleza, lo relevante del clítoris es que posee
alrededor de 8000 terminaciones nerviosas. Besarlo, lamerlo, tocarlo o
acariciarlo puede ser provocador de grandes placeres, todo es cuestión
de explorar.

                                                                            [Img #10511]

      [Img #10512]                                                                      

   

The organ of pleasure

 

There are many ways to get pleasure with the body. If I ask which one  is
the most important sexual organ I don’t know if I would get the answer
I’m looking for. It is the brain. The brain is in charge of processing
the signals our body produces. Then, these signals become pleasant or
unpleasant feelings. So we can say pleasure depends completely on the
individual human being preferences.

The skin is another important sexual organ because is the largest
one. The skin is full of sensory receptors distributed all over our
body. Some perceive the temperature changes, others are sensitive to
pressure, others help to differentiate how the surface that touches us
is and some are useful to discriminate if a touch is painful. We are
very lucky being covered by skin, so anywhere is potentially pleasant.

But in the body of human beings, particularly in women, there is an
organ which has only a pleasant function: the clitoris. The clitoris is a
female organ devoted exclusively to pleasure. In fact, in the body of a
man we would be speaking of the glans. But not only is the pleasure a
function of the glans, but also the reproduction and the urine
expedition.


Clitoris is much bigger than people may think. Its measure is from 10 to
13 centimeters, but it seems to be much smaller because only the
external part it is seen. The rest is on the inside of the body within
the pelvis. The clitoris is a complex structure with several parts: a
glans, a stem and two roots that are in contact with the labia of the
vulva, the vaginal orifice, the opening of the urethra and the inner
part of the perineum.

We must go back a little further in order to develop a wide
knowledge. During pregnancy, the formation of the external genitalia
starts between the eleventh and fourteenth week. This sexual
differentiation depends on an organ called urogenital sinus. This is a
precursor form of the external sexual organs that will be vulvas in the
case of women or penises for men.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Una casa de partos en el Hospital de Manises

What is particularly interesting is the fact that when the sexual
differentiation happens, the glans of the penis becomes a woman’s
clitoris. Thus, the glans of the penis in a man’s body is analogue to
the clitoris in a woman’s body, both are formed by the same tissues and
nerve endings.

The ancient Greeks thought that the clitoris helped the ability of
women to get pregnant. Hippocrates believed women should ejaculate as a
result of the clitoris stimulation.

 

The
first time that the clitoris was named in the medical literature was in
the 16th century when Realdo Colombo described it. But it was ignored
until 1844 when anatomical drawings were published including the
clitoris in the female genitalia and in 1900 – finally – appears in one
of the most famous books of medicine, “Gray’s Anatomy”.

In 1865, the President of the British Medical Association said that
epilepsy, hysteria, and other mental illnesses were caused by the
clitoris. As a result, hundreds of women were mutilated until the 1920s.

Freud admitted later the importance of orgasm in women, but he said
that those produced by stimulation of the clitoris were immature and
women should have orgasms caused only by vaginal stimulation.

Today there are societies
where female mutilation is performed. These practices are more common
in the Western, Eastern and North-Eastern regions of Africa, in some
countries of Asia and the Middle East. There are several types of
mutilation but in nearly all, the clitoris is affected.


The clitoris has been influenced by ideological attitudes, influent
people, doctors, psychiatrists, psychologists, religions and historical
moments. It has a particular history full of contradictions and changes.

Taking into account only its nature, the important thing about the
clitoris is it has around 8000 nerve endings. Kissing, licking or
touching the clitoris can be very pleasant. It is a matter of exploring.

Isabel

Isabel Marín. Psicóloga y sexóloga

 Terapia online   

 imaringarcia@hotmail.es