Infraestructuras espera poner en servicio el viaducto de Alcoy a finales de este año

0
590

[Img #10286]El secretario autonómico de Infraestructuras, Territorio y Medio
Ambiente, Victoriano Sánchez-Barcáiztegui, ha anunciado hoy que el nuevo
viaducto de Alcoy se prevé poner en servicio a finales de este año. Así
lo ha declarado durante su visita hoy a las obras que darán lugar a un
nuevo vial y un puente que cruce el valle fluvial del río Serpis y
conecte los barrios de la zona norte y el viaducto, salvando el
importante desnivel existente entre ambos.

Sánchez-Barcáiztegui ha comprobado el avanzado estado de las
obras, cuyo tablero ya está instalado, lo que le ha permitido cruzar de
parte a parte el viaducto. Esta actuación, ejecutada por la Conselleria
de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, cuentan con un
presupuesto de 10.285.235 euros.

El Secretario Autonómico ha destacado la importancia de esta
actuación ya que facilitará el acceso a la zona norte de Alcoy, y en
particular al Hospital Virgen de los Lirios, tanto desde el centro
urbano, la zona alta y el barrio del viaducto de Alcoy, como desde los
municipios situados en torno a la carretera CV-70 que une Alcoy con la
costa y Benidorm.

El puente tiene una longitud total de 686 metros, de los que
426 corresponden al nuevo puente. El diseño del puente, cuya ejecución
se está finalizando, ha estado condicionado por el alto valor
mediambiental, paisajístico y cultural de la zona en la cual se ubica.
De esta forma, se ha diseñado una estructura esbelta y ligera que
minimice el impacto de la misma en el entorno y, que a su vez, resulte
conveniente desde el punto de vista estructural dada la alta sismicidad
de la zona.

Se trata de un puente de doble acción mixta, compuesto por una
estructura metálica triangulada, un tablero de hormigón armado y unas
losas de hormigón armado a nivel del cordón inferior de la celosía en la
zona de las pilas. La estructura metálica está formada por una celosía
de canto variable entre 3 y 6 metros. La cimentación de la estructura es
profunda y se ha ejecutado mediante pilotes de 1,8 metros de diámetro,
con una profundidad máxima de 42 metros. Las pilas están compuestas por
dos fustes rectangulares de una altura máxima de 22 metros, que se han
ejecutado mediante un sistema de encofrado trepante.

El diseño de la estructura del puente ha facilitado durante la
construcción el desplazamiento de las distintas piezas, minimizando de
esta forma los inconvenientes que supone transportar elementos de gran
tamaño a través del núcleo urbano de Alcoy.