La ‘vuelta al cole’ costará entre 211 y 1.500 euros a los padres valencianos

0
472

Así, el estudio estima que el gasto de media en un centro público será de unos 211 euros, de 587 en un concertado y unos 1.500 euros en el caso de un colegio privado, que puede variar en función del curso y si se recurre al servicio de comedor escolar o transporte, según ha informado la organización de consumidores en un comunicado.

La UCE asegura que muchas familias afrontarán este gasto mediante la financiación y recomienda en este caso no acudir a créditos rápidos porque este tipo de préstamos tienen unos “altos intereses” que pueden “poner en jaque” la economía familiar.

“Este sistema no hará otra cosa que aumentar los niveles de endeudamiento de las economías familiares ante el próximo otoño, ya que es un gasto que se realiza en el mes de septiembre pero se va abonando durante varios meses”, ha afirmado.

En el caso de los colegios públicos, los gastos a los que tienen que hacer frente las familias son los libros y también el servicio de comedor escolar. En este caso, la organización apunta que “aunque cada vez están más reducidas”, se debe tener en cuenta las ayudas que el gobierno autonómico o, en ocasiones, los ayuntamientos, ofrecen para la compra de libros de texto y las becas de comedor.

Si el colegio es concertado, a estas cantidades se suma habitualmente el gasto del uniforme, cuyo desembolso oscila sobre los 350 euros –en muchos casos se adquieren dos equipaciones–, donde se incluye además el chándal o los baberos, según el tramo de edad. En el caso de centros privados, la cifra puede ascender hasta casi los 1.500 euros el primer mes, con mensualidad, transporte y matrícula.

RECOMENDACIONES

La UCE ha realizado una serie de recomendaciones para la vuelta al colegio como no dejar la compra de material escolar para los últimos días; ser previsor en la adquisición de libros y poder acceder así a mejores ofertas; no comprar todo el material a la vez en el mismo establecimiento porque puede haber variaciones de precios de unos lugares a otros; valorar el que se dispone en casa y no adquirir “de forma impulsiva” y no dejarse llevar por los “deseos del menor, influidos muchas veces por la publicidad y el marketing”.

Además, aconseja inculcar valores como el respeto al medio ambiente, la reutilización, el ahorro y la conservación de sus útiles de trabajo –libros, ropa escolar y cuadernos– y huir de marcas con recursos de marketing que suponen un incremento del precio del producto final.

Según la organización, se debe comparar precios y subraya que las “marcas blancas” abaratan hasta un 30 por ciento el importe de la factura final del material. No obstante, aconseja que tampoco es conveniente adquirir artículos “demasiado baratos” porque la calidad y los materiales empleados “pueden no ser adecuados para su utilización por los más pequeños”.