La Tomatina, cerca de agotar las entradas

0
984

[Img #9603]A falta de poco más de un mes para que esta «batalla» campal tenga lugar, ya se han vendido el 87 por ciento del total de las tasas-entradas disponibles. El pasado mes de abril fueron puestas a la venta 20.000 entradas, de las cuales 5.000 se reservaron en exclusiva para los vecinos del municipio de Buñol, agrega la entidad en un comunicado.
En concreto, se han vendido ya 13.081 entradas de las 15.000 disponibles, lo que significa el 87% del total. Este año es el primero que se cobra por acceder a esta popular fiesta del tomate debido a la necesidad de limitar el aforo por razones de seguridad, según explicó el Ayuntamiento de Buñol.
Por nacionalidades, son los japoneses (30%) los que, un año más, han mostrado un mayor interés por La Tomatina, considerada como fiesta oficial desde 1959 y viene celebrándose desde 1945.
Les siguen australianos (24%), estadounidenses (12%), rusos (12%), ingleses (10%), españoles (4%) y otras nacionalidades de países como Polonia o India (8%), según los datos de Spaintastic. Según diferentes estudios, añade, la Tomatina tiene un impacto económico aproximado de 300.000 euros en este municipio y para la ciudad de Valencia.
La empresa ha puesto a la venta desde su página web (www.spaintastic.es) diferentes paquetes con el objetivo de ofrecer a los turistas e interesados una mayor y mejor oferta para el acceso y disfrute de la fiesta. Desde la venta de las tasas-entradas hasta la posibilidad de sumar a éstas el traslado en autobús, disfrutar de la fiesta desde balcones exclusivos o desde los camiones desde donde se tiran los tomates hasta la posibilidad de que el turista pueda hospedarse en un hotel de cuatro estrellas.
También ofrece paquetes con la entrada y el traslado directo a Buñol desde otras localidades de la Comunitat Valenciana como Gandia, Denia, Calpe o Benidorm, y la posibilidad de venir directamente desde Madrid o Barcelona. Algunos de estos paquetes están acompañados con el obsequio de la camiseta oficial de La Tomatina 2013, paella, sangría y animación musical incluida.