Comercio recuerda que los establecimientos comerciales tienen libertad para establecer rebajas

0
332

Esta medida está incluida en el Real Decreto 20/2012 de 13 julio sobre medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, aprobado por el Gobierno de España, en vigor a partir de 2013 y que es de obligado cumplimiento para todo el Estado.

“El objetivo -ha explicado Ordiñaga- es reforzar la competencia en el sector de la distribución minorista, contribuyendo además a fomentar el consumo interno, con lo que se benefician tanto comerciantes como consumidores”.

“De esta forma, son los propios comerciantes los que, según su propio criterio, podrán establecer este tipo de ventas en los periodos estacionales de mayor interés comercial para ellos, así como decidir la duración de las mismas, sin necesidad de tener que ceñirse a los tradicionales periodos de rebajas”, ha señalado.

Además, la nueva normativa permite simultanear diferentes modalidades de promoción de ventas en un mismo establecimiento, excepto en los supuestos de venta en liquidación, siempre y cuando exista la debida separación entre ellas y se respeten los deberes de información.

La directora general ha señalado que, en cualquier caso, se mantiene el deber de anunciar al público de forma visible la duración del período de rebajas indicando la fecha de inicio y la de finalización de las mismas de acuerdo con la Ley de Comercio de la Generalitat.

Derechos de los consumidores

Silvia Ordiñaga ha recordado que los consumidores tienen los mismos derechos durante las rebajas que en resto de periodos de venta. En este sentido, los servicios de control del mercado de la Conselleria de Economía, Industria, Turismo y Empleo llevarán a cabo a lo largo del año las inspecciones necesarias para garantizar la máxima adaptación de los comercios a la normativa vigente y asegurar que el consumidor obtenga los productos rebajados sin disminución de la calidad.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Se suspende indefinidamente la actividad docente en todos los niveles educativos en la Comunitat Valenciana

Cabe señalar que el cumplimiento de la normativa vigente es cada vez mayor entre los comerciantes de la Comunitat Valenciana gracias a información de la que disponen y al interés del sector por ofrecer la mayor y mejor información a sus clientes.

En cualquier caso, los Servicios Territoriales de Comercio y Consumo, las asociaciones de consumidores y las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMICS) están a disposición de los consumidores y usuarios para resolver cualquier tipo de consulta o reclamación.

Recomendaciones a los consumidores

Desde la Dirección General de Comercio y Consumo se recuerda la obligación del establecimiento de aceptar los cambios o devoluciones de dinero de los productos si proporciona estos servicios al consumidor en el momento de la compra. Si el establecimiento ofrece habitualmente el servicio de devolución y no anuncia un cambio de criterio en período de rebajas, debe devolver el importe abonado por el artículo.

Asimismo, se aconseja comprobar que el precio de los productos debe estar lo suficientemente claro y visible para que el consumidor esté informado sin necesidad de preguntar sobre los precios de los artículos.

Los controles de los inspectores de comercio y consumo de la subdirección general de Comercio y Consumo de la Generalitat y de las Oficinas Municipales de Información al Consumidor, incidirán principalmente en que figure el precio anterior junto con el rebajado y que los comercios no efectúen saldos, liquidaciones u otras ventas promocionales bajo la modalidad de rebajas.

Además, se recuerda a consumidores y comerciantes que la rebaja en el precio no implica una disminución de la calidad del producto y que los artículos objeto de la venta en rebajas deberán haber estado incluidos con anterioridad en la oferta habitual de ventas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  La Diputación subvenciona obras urgentes a 13 ayuntamientos con 343.000 euros

También se aconseja revisar bien la calidad, el etiquetado y la garantía de los artículos que compramos. No obstante, debemos pedir siempre el ticket o factura de nuestra compra para facilitar una posible reclamación posterior si el producto está defectuoso.