La empresa chivana Porvasal implementa un plan de viabilidad para superar el concurso de acreedores

0
1106

La falta de financiación externa obligó a Porvasal a entrar en concurso voluntario de acreedores y se está implantado un plan de viabilidad avalado por el Comité de Gestión, del que participan trabajadores, socios y la dirección de la empresa y que se creó para conducir la empresa durante el concurso de acreedores.
El plan de viabilidad se sustenta en dos pilares básicos como son: incrementar las ventas en el mercado nacional y de exportación; y dos, reducir los costes de fabricación.
Sobre los costes de producción se están aplicando medidas organizativas que han comenzado a da sus frutos con reducción de mermas e incremento de la calidad. No obstante los efectos más importantes de las medidas implementadas se producirán a medio plazo. El objetivo es conseguir una reducción de costes entorno al 15%.
La reducción de costes a través de la mejora de la calidad es el principal objetivo para ahorrar 300.000 euros anuales. Secciones como la de materias primas ha implementado ya protocolos para evitar la pérdida de calidad desde el inicio de la producción; los protocolos incluyen las pruebas con un incremento del número y el rigor en el análisis de las mismas en el laboratorio, para determinar la calidad de las materias primas. La intención es reducir un 5% las mermas y optimizar el rendimiento y utilización de la maquinaria con un incremento de la productividad para conseguir los objetivos de reducción de costes que la viabilidad de la empresa precisa.
Casi seis meses después de entrar en concurso voluntario de acreedores Porvasal mantiene su plantilla estable, con la salida y contratación habitual de eventuales en función de la producción.

Crecen las exportaciones
En el primer semestre de 2012 las exportaciones de Porvasal han crecido un 18%, pero no ha sido suficiente para amortiguar la caída del 15% en las ventas nacionales, en un sector, el de la hostelería, muy lastrado por la crisis.
Incrementar las ventas es primordial para la empresa y por ello se van a desarrollar distintas líneas como promocionar la marca entre el cliente final, organizando visitas de grupos profesionales a la fábrica de Chiva, aumentar el número de representantes en el extranjero, y la contratación de dos nuevos directores, dependientes de la Dirección Comercial, uno para la apertura de nuevos mercados en el extranjero y otro para la atención directa a cadenas hoteleras.  Además se ha creado la Delegación Caribe con una persona dedicada en exclusiva en los países del Caribe para trabajar en el aumento del número de pedidos y en la captación de nuevos mercados de una zona donde las cadenas hoteleras españolas suponen una parte importante de la facturación con posibilidades de crecer.
En cuanto a la tesorería, es el principal elemento del plan de viabilidad sobre el que se trabaja, en el mes de junio el cash flow estaba cercano al equilibrio.
El comité de dirección ha conseguido en cinco meses que la filial croata de Inkerpor no represente costes económicos para Porvasal.
La falta de liquidez de Inkerpor ha supuesto una sobrecarga para la cuenta de resultados de Porvasal. La deuda de la filial croata con la matriz española se ha estabilizado desde el inicio de 2012 en los 4,2 millones de euros y en los últimos ocho meses Porvasal ha ingresado en torno a 800.000 euros de liquidez por los pedidos de Inkerpor.
Además, Inkerpor está inmersa en su propio plan de viabilidad con la introducción de nueva maquinaria que mejore su eficiencia productiva.
“La defensa del empleo en Porvasal está unida al existo del plan de viabilidad y la gran sintonía entre directivos, sindicato y trabajadores está siendo la clave del desarrollo del plan de viabilidad”, ha manifestado el Presidente del Comité de empresa, Eduardo Montoro.