Las mancomunidades del interior muestran su rechazo a la supresión de estas entidades supramunicipales

0
357

Beteta avanzaba el pasado 27 de junio esta medida, que formará parte de la reforma de las administraciones locales que quiere llevar a cabo el Gobierno central, y según la cual las diputaciones asumirían las competencias de los ayuntamientos que no cumplan la Ley de Estabilidad Presupuestaria.
Las mancomunidades de l’Horta, junto a las del Alto Turia, Camp de Túria, La Safor, La Hoya de Buñol-Chiva, la Costera-Canal, la Ribera Baixa, la Vall d’Albaida, la Tierra del Vino, la Ribera Alta, la Canal de Navarrés y la Serranía, han celebrado una reunión para expresar su rechazo conjunto y solicitar una reunión de urgencia con el Secretario de Estado de Administraciones Públicas.
Desde las mancomunidades se considera que, si bien es necesario racionalizar la administración pública, se deben eliminar entes superpuestos y monotemáticos. Mientras que la labor de las mancomunidades presentan un “correcto dimensionamiento”, prestando de manera eficiente servicios necesarios para las localidades.
Los servicios que prestan las mancomunidades van desde la recogida de basuras, que resulta más barato al contratarse de manera mancomunada, hasta diversos servicios sociales, como programas de prevención de la drogodependencia, talleres para desocupados o diversos tipos de hogares y residencias.