Cavadas atiende a 2.000 pacientes en el Servicio de Cirugía Reconstructiva del Hospital de Manises

0
383

Tras un año en funcionamiento, el Servicio de Cirugía Reconstructiva del Hospital de Manises dirigido por el doctor Pedro Cavadas ha atendido a cerca de 2.000 pacientes, tanto de la Comunidad Valenciana como procedentes del resto de España. De éstos, un 26% ha correspondido a reconstrucciones y reimplantes de extremidades, área en la que el cirujano es referente a nivel internacional. Así, 384 pacientes han sido atendidos a causa de un traumatismo complejo en alguna de sus extremidades, como consecuencia de la cual precisaba una reconstrucción. “En estos casos se han realizado técnicas de microcirugía reconstructiva compleja que permiten un mejor resultado final, reducen las secuelas para el paciente y optimizan el coste del tratamiento”.
En otros 235 casos ha sido necesario un reimplante por una lesión severa en alguna de las extremidades. Aunque buena parte de las intervenciones realizadas en este sentido han correspondido a miembros superiores, es destacable la labor realizada en miembros inferiores. “En Manises se reimplantan los miembros inferiores amputados con unos resultados uniformemente buenos”, explica el doctor Cavadas. En general, este tipo de pacientes acude al Servicio de Cirugía Reconstructiva a través de las Urgencias del Hospital de Manises y son intervenidos de manera inmediata para conseguir unos resultados óptimos. “Son casos que requieren varias intervenciones, con un postoperatorio muy activo, pero en un año podemos tener al paciente caminando y con mejor resultado que si se le hubiera implantado una prótesis”, afirma el cirujano.

Nuevas técnicas en cirugía oncológica
El área que coordina el cirujano Pedro Cavadas también ha marcado diferencias en la aplicación de técnicas pioneras en cirugía oncológica. Se trata de procedimientos que permiten la preservación del miembro afectado por una tumoración frente a las técnicas tradicionales con las que no era posible salvar la extremidad. Tal y como explica el doctor Cavadas, “Muchos de los pacientes que acuden a nosotros vienen tras un peregrinaje por otros centros buscando una solución que no sea tan radical. Así es como hemos conseguido que muchos de los pacientes avocados a perder uno de sus miembros hayan conseguido mantenerlo”, explica el doctor Cavadas.
También es relevante el uso de técnicas con alto valor añadido en el caso de las reconstrucciones microquirúrgicas de mama. “En estas pacientes no utilizamos prótesis, aplicamos su propio tejido, esto técnicamente es más complejo pero a medio y largo plazo el resultado es mucho mejor, de hecho, son las pacientes más satisfechas con nuestro trabajo, ya que tenemos la suerte de ser los primeros  especialistas que les damos buenas noticias tras superar su proceso oncológico”, destaca el cirujano.
Un porcentaje menor de los casos atendidos en este primer año de colaboración entre el doctor Cavadas y el Hospital de Manises ha correspondido a intervenciones de cabeza y cuello de pacientes con patologías diversas, fundamentalmente de carácter oncológico o malformaciones craneofaciales.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Los dermatólogos aconsejan proteger la piel del sol y el cloro durante el tratamiento oncológico

Perfil del paciente
Respecto al perfil de paciente podemos decir que el servicio ha atendido mayoritariamente a hombres valencianos de entre 25 a 65 años, un 64% frente al 36 % de mujeres. De todos ellos un 10% eran niños. Pese a que se trata de un servicio principalmente orientado a pacientes valencianos por ofrecerse en el marco de un hospital público, la condición de cirujano referente en muchas de las técnicas reconstructivas ha hecho que sean numerosos los pacientes procedentes de otras comunidades autónomas que ha sido intervenidos en el Hospital de Manises en 2011, principalmente procedentes de Andalucía, Baleares, Canarias, Castilla la Mancha, Galicia, Madrid y Murcia. Además, a través de la colaboración entre el Hospital de Manises y la Fundación Cavadas, se ha intervenido también a 6 pacientes procedentes de Kenia.