El Ayuntamiento de Cheste aprueba el presupuesto para 2012

0
234

Cheste ha aprobado sus presupuestos municipales para el 2012 en sesión plenaria ordinaria. El presupuesto del Ayuntamiento de Cheste asciende a 6.841.072,55 millones de euros.
Este presupuesto es un 10% inferior al del 2011 lo que supone que este consistorio prevé gastar 760.000 euros menos. La bajada más importante como explicó en el pleno el Alcalde de Cheste, David Doménech, se produce en las partidas destinadas a la Inversión “pues la capacidad inversora del Ayuntamiento de Cheste ha descendido por la reducción drástica de los ingresos”.
Doménech además explicaba que casi la mitad de este presupuesto corresponde a gastos de personal por lo que solo se ha podido ajustar en la otra mitad.
Según ha declarado el equipo de gobierno, para este 2012, únicamente se han previsto aquellas inversiones para las cuales se han concedido o se van a conceder subvenciones y necesitan de una aportación municipal así como otras que se hacen necesarias para el normal funcionamiento de los servicios. Para todo ello, que se encuentra contemplado en el Capítulo de Inversiones Reales hay destinados 467.946,58 euros frente a los 754.000 del pasado año.
Así mismo y como se dio a conocer en la sesión ordinaria, se ha reducido el gasto corriente para este 2012,  “Hemos logrado disminuir en más de 440.000 euros los gastos por estos conceptos. Destaca la disminución del capítulo de gastos en bienes corrientes y de servicios que tienen una reducción del 14% lo que significa una disminución notable pues aun reduciéndose se ha contemplado las subida del IPC y del coste de la energía eléctrica, gas y otros suministros”, aseguraba David Doménech.
Pese a todo ello la partidas destinadas a prestaciones sociales se mantienen, así lo hizo constar la edil de Hacienda, Mª José Zapater que además indicó que los ingresos de este presupuesto no se han hecho teniendo en cuenta previsiones sino los ingresos reales tenidos en el 2011 y además contemplando la realidad económica de este año. “Por lo que estamos ante uno de los presupuestos que más se aproximan a la realidad, muy prudente, realista en los ingresos y ante todo coherente” ratificaba Zapater.