La torre telegráfica “olvidada” de Buñol en formato libro

0
167

[Img #4127]La intención de Mateo Pérez es “rendir homenaje a esta torre de Buñol, por haber sido parte de la historia del sistema de comunicación del telégrafo óptico en España”. El libro describe los acontecimientos que rodearon la construcción de las torres telegráficas, su funcionamiento y quiénes habitaron en ellas.
Las torres telegráficas -antecedentes de Internet- fueron testigos privilegiados de multitud de hechos históricos y también de anécdotas publicadas en los medios de comunicación de cada época. El estudio de Mateo Pérez recoge algunos ejemplos, como la noticia publicada en “La Iberia”, el 15 de septiembre de 1875, en la que se relata un asalto al alcalde de Chiva y a su criado que pudo ser frustrado gracias a la intervención del “jefe de las fuerzas que guarecen la torre telegráfica del Portillo”.
Sobre las condiciones de trabajo y la vida en las torres, Mateo Pérez señala que “eran especialmente duras”, con jornadas laborales que duraban “mientras hubiese luz suficiente para divisar una torre”. El oficio de “torrero”, eminentemente práctico, se aprendía en la Escuela General de la torre de Tejoneras (Torredolones) y también en Aravaca y Las Rozas.