Utiel y Camporrobles piden a Fomento mantener el tren regional

0
935

trenutiel Los Ayuntamientos de Utiel y Camporrobles exigirán al Ministerio de Fomento que garantice el mantenimiento de la línea convencional de ferrocarril Madrid-Cuenca-Valencia, a pesar de la llegada del tren de alta velocidad (AVE) a Valencia en diciembre, por considerar que «el AVE no suple el servicio del tren convencional», según han informado fuentes municipales en un comunicado.

Los alcaldes de Utiel, José Luís Ramírez, y de Camporrobles, Gerardo Gómez, han anunciado en rueda de prensa que presentarán sendas mociones en los plenos de ambos consistorios para instar a Fomento a que declare «de interés público» esa línea, ante el «incierto futuro» del tren que une Utiel con Cuenca y Madrid y la «falta de atención y de información» por parte del Gobierno.

Además, han señalado que tienen intención de trasladar ese documento a las Corts Valencianes y al resto de municipios afectados por esa línea para conseguir que «aparezca en la lista de líneas de interés general» que se llevará al Consejo de Ministros del 30 de noviembre para «conseguir salvar» este «importante» servicio.

Al respecto, han explicado que la inclusión en ese listado «supondría la garantía de su mejora y continuidad» y han indicado que su adecuación «se financiaría, en gran medida, con fondos de la Unión Europea».

El alcalde de Utiel ha criticado que el Ministerio de Fomento pretende «eliminar» la línea de ferrocarril Madrid-Cuenca-Valencia por «la falta de pasajeros, la falta de adecuación de la vía y la futura puesta en marcha del tren de alta velocidad».

Ramírez ha expresado su disconformidad con esos argumentos y ha recalcado que, si bien están «muy satisfechos con la puesta en marcha del AVE», el tren de alta velocidad «no suple el servicio del tren convencional».

En este sentido, ha argumentado que la línea de alta velocidad «sólo es eficiente para desplazamientos de largo recorrido y no prestará servicio a todas las paradas intermedias que hoy realiza el tren convencional».

Además, ha recalcado que «el precio tampoco será el mismo y se eliminará un servicio importante para la población de una comarca» que «tradicionalmente ha tenido una firme y fructífera relación con Castilla La Mancha».

El primer edil ha destacado que los estudios realizados por las Cámaras de Comercio de Valencia y Cuenca avalan sus argumentos, ya que «ponen de manifiesto la necesidad de apoyar la línea convencional de tren potenciando el transporte de mercancías», por ser «cuatro veces más eficiente energéticamente que el transporte por carretera y seis veces menos contaminante».

Así, ha defendido que las Cámaras de Comercio proponen «crear un servicio que transporte conjuntamente pasajeros y mercancías y combinarlo con la creación de plataformas logísticas en Utiel, Cuenca y Tarancón» con el objetivo de «impulsar el desarrollo económico» de las poblaciones por las que discurre esa línea de ferrocarril.

Por su parte, el alcalde de Camporrobles ha apuntado que la supresión de esa línea de ferrocarril «también va en detrimento de las políticas sociales hacia una zona de población envejecida que tradicionalmente ha utilizado el tren para viajar».

En la misma línea, ha incidido en la importancia de ese tren convencional para «conectar diferentes poblaciones con servicios básicos como hospitales y la administración», entre otros.

Por último, ambos alcaldes han criticado la «falta de información» y la «dejadez» mostrada, a su juicio, por el Gobierno central «desde hace años» y que «ha contribuido al deterioro de la línea haciéndola entrar en un círculo de falta de inversión y de pasajeros».

También han manifestado su disconformidad con las «deficientes alternativas» que ofrece esta línea para la comunicación con Valencia por el corte del trayecto en San Isidro y han reprobado que esa interrupción «no fue comunicada con antelación a los ayuntamientos» y que éstos todavía desconocen «el fin de la provisionalidad de este corte».