Llamazares cree que las centrales de Garoña y Cofrentes «no pasarían un control de seguridad más riguroso»

0
855

(EUROPA PRESS) –

El portavoz de Izquierda Unida en el Congreso de los Diputados, Gaspar Llamazares, ha asegurado este viernes en Miranda de Ebro (Burgos) que la central nuclear de Santa María de Garoña o la de Cofrentes «no pasarían un control más riguroso de seguridad porque tienen la misma tecnología que la planta de Japón», en referencia a Fukushima.

Llamazares, que ha asistido a una charla-coloquio, ha puesto en entredicho la última inspección que se realizó en la planta por parte del Consejo de Seguridad Nuclear y ha apostillado que el CSN es «un consejo de propaganda pronuclear» porque «ninguno de sus miembros tienen una mínima actitud crítica frente a la energía nuclear ya que todos son entusiastas».

El portavoz de IU en el Congreso ha puesto sobre la mesa que, en países como EEUU, los incidentes que se producen en las centrales nucleares aparecen a tiempo real en una página web y son públicos. «En otros países los garantes de los consejos de seguridad nuclear están formados por personas a favor y por personas críticas. El CSN está a favor del foro de la energía y no al servicio de los ciudadanos», ha aseverado.

La apuesta por la seguridad radica según Llamazares «en el cambio de composición y el funcionamiento del CSN» que «tiene que dejar de ser menos la voz de las nucleares y más la voz de los ciudadanos».

El diputado de IU ha abogado por una propuesta de cierre paulatino de las centrales nucleares y por la puesta en marcha de un modelo energético alternativo. «Japón es el golpe de muerte a la energía nuclear».

Gaspar Llamazares también se ha referido a la posición defendida por Zapatero en relación a Garoña y ha subrayado que el Gobierno juega de «farol» en relación a la central ya que «lo único creíble sería el cierre durante el periodo legislativo en que es responsable».

En relación al Partido Popular el líder de IU ha matizado que «está esperando a que pase la marea» para volver a las «andadas» y ampliar el periodo de vigencia de las centrales nucleares.