Xàbia revisa junto a los cuerpos de seguridad el protocolo de actuación ante posibles lluvias torrenciales

0
318
Uno de los momentos de la reunión.

Responsables de los distintos cuerpos de seguridad, agrupaciones de voluntarios y servicios municipales implicados se han reunido en las dependencias de la Policía Local de Xàbia para revisar el protocolo de actuación ante una hipotética situación de emergencia por lluvias torrenciales.

También han participado Toni Bolufer (Meteoxabia) y representantes de Gata de Gorgos y Xaló, dos municipios que están en la cuenca del río Gorgos y, por tanto, son vitales para conocer el desarrollo de sus crecidas y avenidas.

Convocados por la concejal de Seguridad Ciudadana, Pepa Gisbert, y el agente que coordina los planes de seguridad, Cristóbal Buigues, Bomberos, Guardia Civil, Policías Locales, Protección Civil o Cruz Roja, entre otros, han conocido las novedades normativas y recordado las funciones más importantes de cada uno cuando se activa una preemergencia o emergencia y los recursos con los que se cuenta. Xàbia ya tiene experiencia en la activación del Cecopal (Centro de Coordinación Operativo de Emergencias Municipales), que funciona ante cualquier emergencia desde el pasado mes de diciembre.

Según se ha comentado en la reunión, los expertos han advertido que este año los episodios de lluvias de otoño pueden llegar más tarde de lo habitual, por lo que no hay que bajar la guardia.

También se ha mostrado una gran preocupación por la densidad de vegetación existente en barrancos y el cauce del Gorgos, ya que puede convertirse en un tapón en posibles avenidas y después actuar como si se rompiera una pequeña presa.

El ayuntamiento de Xàbia quiere expresar su malestar ante la dejación de funciones de la Confederación Hidrográfica del Júcar, responsable de la limpieza de estos cauces a pesar de los constantes requerimientos del consistorio para que se ocupe de este mantenimiento que hace prácticamente una década que tiene desatendido y que en todo este tiempo ha tenido que ser asumido por el propio municipio.

Este año, la coincidencia de distintos episodios adversos (temporales de mar, lluvias torrenciales y destrozos en playas) y sus pertinentes gastos para paliar los efectos ha dejado a la administración local sin margen de maniobra económica para contratar estos trabajos que, administrativamente no le corresponden, y por tanto, siguen pendientes.

Para ver las noticias más destacadas de hoy, pincha aquí

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here