El tren a ninguna parte

0
200

José Morell

Alcalde de Cheste

No me cabe la menor duda que la línea de cercanías C3 necesita una actuación rápida y eficaz por parte del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF). En esta línea hace ya muchos años que ha sido abandonada a su suerte.

No se puede permitir que una vía de comunicación ferroviaria que recorre de este a oeste toda la provincia de Valencia, que atraviesa diez municipios, algunos de ellos por encima de  20/25 mil habitantes (y otros tantos entre 5 y 15 mil) pueda languidecer ante la indiferencia de  de Adif , a la postre una entidad pública empresarial española dependiente del Ministerio de Fomento (auténtico responsible) que tiene como objetivo la construcción de líneas de ferrocarril y la gestión de su explotación.

Si con toda la resignación del mundo fueron los  usuarios quienes tuvieron que aceptar un pésimo fin de trayecto para el regreso de los cercanías C-3 en la estación del Norte de Valencia, en el que además les ha supuesto alargar su tiempo de viaje en más de 10 minutos, cuando cualquier línea trabaja para acortar tiempos, y con el añadido de haber estado en una más que larga espera provisional de 8 años de duración para volver a su situación inicial.

Si  todavía se vienen utilizando convoys de la Serie 592 cada vez es menos usual en España. Con más de 30 años de antigüedad, que apenas prestan servicio en algunas de las líneas que quedan sin electrificar.  Si el accidente de tren ocurrido hace pocos meses en  O Porriño, en la provincia de Pontevedra, que registró 4 fallecidos, nos deja una triste casualidad. El tren que cubre la línea entre Vigo y Oporto es de la Serie 592, la misma que se utiliza en las cercanías C3 de Valencia, que unen la capital con Buñol y Utiel.

Si lo ocurrido ayer en el término de Cheste no es el penúltimo desencanto de esta línea para los más que sufridos usuarios, mi pregunta será: qué deberá suceder ahora para que desde Fomento se dignen ofrecer a miles de ciudadanos de todos los municipios por los que transcurre la C3 un tren acorde a las necesidades del siglo XXI.

No me cabe la menor duda que ni los ciudadanos deban esperar más, ni la Administración responsdable pueda a llegar a menos, salvo que Fomento nos pueda haber llegado a considerar ciudadanos de segunda.