Pareja heterosexual de 34 años, el perfil que más recurre a la inseminación artificial

0
242

Cada vez son más las parejas, mujeres solteras u homosexuales que, tras llevar un tiempo intentando ser papás y mamás sin éxito, deciden recurrir a la inseminación artificial. De hecho, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del año 2014, España, con un total de 156.865 ciclos (tratamientos completos), se sitúa a la cabeza de Europa.

Además, las edades más comunes de las parejas que se someten al tratamiento suelen estar entre los 35 y los 39 años, datos que coinciden con los recogidos por los especialistas en reproducción del Hospital de Manises en los últimos años.

Así, casi 700 mujeres, con una media de edad entre los 33 y 34 años, son las que se han sometido hasta ahora al tratamiento en el Hospital de Manises. Lo más frecuente son parejas heterosexuales que llevan años intentando buscar un embarazo. Aunque, desde 2015, también se ha incrementado el perfil de mujeres sin pareja y parejas homosexuales que buscan quedarse embarazadas.

En este sentido, el Hospital de Manises cuenta con una unidad de reproducción formada por diversos profesionales del servicio de Ginecología y Obstetricia, especializada en la inseminación artificial y que destaca por su agilidad en los procesos. La doctora Neus Roig Casabán  explica que “la inseminación artificial es una técnica de reproducción asistida que permite incrementar el potencial de los espermatozoides y las posibilidades de fecundación del óvulo. Este procedimiento aumenta las posibilidades de conseguir un embarazo y que se puede realizar varias veces sin problema”.

La probabilidad de embarazo por cada ciclo en el Hospital está algo por encima de la media recogida por la Sociedad Española de Fertilidad, que según los datos del estudio realizado con casi 30.000 ciclos en el año 2013, la situaba en 11,2%.

 

Proceso médico individualizado

Antes de someterse a un tratamiento, es necesario que los pacientes sean valorados en las consultas de ginecología y se realicen un estudio. Así, los especialistas del Hospital cuentan que “de esta forma podemos ver si está indicado poder realizar los ciclos de inseminación o no, siempre de forma individualizada y pensada para cada paciente”.

La doctora Roig explica que “las causas más comunes que suelen impedir la inseminación de forma natural suelen ser la reserva baja de óvulos en la mujer, alteraciones en el semen del varón y, alrededor de un 30% de las parejas que muestran un estudio normal, pero, sin embargo, por causas desconocidas, no consiguen el embarazo de forma natural”. En mujeres sin pareja, en parejas homosexuales o cuando la afectación del varón es grave, el hospital usa semen de donante”.

Es importante saber que, para poder realizar el tratamiento en el Hospital de Manises, deben ser menores de 40 años las mujeres y de 55 los hombres, y el índice de masa corporal en ellas no puede ser superior a 35.

 

Una especialidad sin listas de espera

Actualmente la Unidad de Reproducción del Hospital de Manises trabaja con gran agilidad, por lo que los pacientes pueden conocer el diagnóstico e iniciar el tratamiento de forma muy rápida. Así, desde que se reciben los resultados del test de fertilidad hasta la primera inseminación pasan una media de 41 días.

La demanda de las parejas en este sentido ha ido aumentando de manera notable, tal como demuestran los datos, pues en los últimos años el número de ciclos realizados en el Hospital de Manises ha ido aumentando desde los 212 de 2012 hasta las 340 inseminaciones en 2016. Teniendo en cuenta que una mujer necesita una media de 3 ciclos, esto significa que en un año pasan por el Hospital alrededor de un centenar de mujeres, lo que denota el interés surgido entre las parejas por este método.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here