El Palau de la Generalitat se llena de música, luz y color

0
389

El president de la Generalitat, Ximo Puig, se acercó como miles de valencianos a contemplar el Correfocs y el videomapping

Los alrededores del Palau de la Generalitat han vivido la recta final de actividades en este fin de semana, víspera de la fiesta del 9 d’Octubre. La plaza de Manises y la calle Caballeros han servido de escenario para las actuaciones musicales que han llenado de música y espectadores el espacio público, así como del videomapping que ha iluminado la fachada de la sede del Consell.

La jornada ha empezado a las 11 de la mañana con el sonido de los instrumentos de cuerda de la Jove Orquesta de la Generalitat resonando contra las cristaleras del Palau, entre una atenta e improvisada audiencia y los acompasados pasos de los transeúntes que caminaban por la calle.

Le siguieron los ritmos alterados de Piazzola, interpretados por el ensemble de clarinetes Ad Libitum. Las calles iban llenándose de espectadores y curiosos, y la mayoría de ellos acompañaban a la música entre fotografía y fotografía dando sorbos y mordiscos a la horchata y mazapanes de la Mocaorà surtidos por la Gastroneta aparcada junto a los sillares del Palau.

El mediodía ha sido para el turno de los metales de Back to Brass, tocando bajo las arcadas del patio gótico el ante las primeras gotas otoñales. Mientras, seguían las tradicionales jornadas de puertas abiertas al Palau de la Generalitat, en las que miles de valencianos y valencianas han podido conocer las estancias del emblemático edificio.

También ha sido una jornada de visitas en los ‘9 palacios para el 9 d’Octubre‘, que han recibido un continuo goteo de curiosos visitantes, interesados por descubrir lo que se oculta tras los vetustos muros de estos palacios de la ciudad de València.

La III Entrada Infantil de Moros y Cristianos ha sido la encargada de dar el pistoletazo de salida de las actividades vespetinas, con sus marchas moras y sus coloridos estandartes recorriendo las calles del centro ante el pasillo creado por la multitud. Unas calles que, al caer el sol, se han visto iluminadas por el fuego del Correfocs. Y es que la noche ha estado dominada por la pólvora y la luz.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, que no se ha querido perder el espectáculo, ha contemplado desde la calle como los demonios y los frailes de Xarxa Teatre iluminaban el recorrido desde las torres de Quart hasta su culminación en la plaza de la Virgen con el espectáculo pirotécnico, acompañado por el ritmo tradicional del tabal y la dolçaina.

Posteriormente, la atención ha virado hacia la torre vieja del Palau, donde se ha proyectado el videomapping, al que también ha asistido como espectador el president, tras aprovechar para saludar y charlar con los ciudadanos que allí se encontraban.

La multitud concentrada ha podido contemplar la transmutación del edificio en figuras con los colores de la senyera valenciana, al tiempo que se narraba la historia de la conquista de València por parte del rey Jaume I, fecha fundacional que se celebra durante esta semana.

Para ver las noticias destacadas del día, haz click aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here