Massarrojos celebra en un gran ambiente festivo la cuarta ‘Escaldà de raïm’

0
236
Escaldà de raïm en el Mas Gran Fondo de Massarrojos.

En un gran ambiente festivo, bendecido por el buen tiempo, más de 200 personas disfrutaron el pasado domingo 1 de octubre de la 4ª Escaldà de raïm para hacer pasa en el Gran Riurau del Mas del Fondo de Massarrojos. Una asistencia que pone de manifiesto que este tipo de actos recuperados de la historia y la tradición tienen un gran atractivo entre la población, un papel pedagógico fundamental y un potencial turístico evidente.

Escaldà de raïm en el Mas Gran Fondo de Massarrojos.
Escaldà de raïm en el Mas Gran Fondo de Massarrojos.

El acto comenzaba puntualmente al mediodía con la lectura, por parte de la Asociación Cívica Roll de l’Ametler de Massarrojos (organizadora del acto) y de otros miembros de los colectivos convocantes, de un escrito de bienvenida.

El escrito incidía en el privilegio de poder disfrutar de un espacio tan típicamente mediterráneo, de un entorno natural de gran valor paisajístico y de un patrimonio arquitectónico extraordinario presidido con todos los honores por el ‘riurau’ más grande del mundo. Y hacía una mención especial a los propietarios del Mas, por su generosidad y su admirable compromiso con el patrimonio y con el pueblo. No obstante, en la lectura también se alertaba de los peligros y amenazas y de la imperiosa necesidad de proteger como sea todo el área boscosa de ‘masos‘, ‘pedreres‘ y yacimientos arqueológicos donde se encuentra el Mas del Fondo y el Gran Riurau de Massarrojos.

Escaldà de raïm en el Mas Gran Fondo de Massarrojos.
Escaldà de raïm en el Mas Gran Fondo de Massarrojos.

Lluís El Sifoner, maestro de ceremonias de la jornada, presentaba a continuación el número 6 de la revista ‘Riuralogia‘, dedicada al estudio de los ‘riuraus’. Después comenzaba el esperado momento de l’escaldà, con la introducción, por parte de Héctor Cortina (propietario del Mas del Fondo), de la primera caja llena de racimos de uva moscatel en el agua hirviendo de la caldera, acción mediante la cual la uva se transforma rápidamente en pasa, siempre que después esté cinco o seis días al sol sobre los cañizos y se gire convenientemente.

En este sentido, hay que decir que la existencia de los ‘riuraus’ se debe a la necesidad de almacenar rápidamente los cañizos cuando el tiempo amenaza lluvia, ya que la humildad desbarataba el proceso y los hongos hacían mal las pasas.

Escaldà de raïm en el Mas Gran Fondo de Massarrojos.La jornada continuó con un precioso taller de maquetas, en el que los niños y niñas pudieron reproducir, con piezas de cartón recortadas, el Gran Riurau de Massarrojos. El colofón fue una comida para 150 personas que tenía como plato principal la caldera de arròs amb fesols i naps (típica de l’Horta) y en la que no podían faltar las pasas y la famosa coca cristina de Massarrojos.

Para ver las noticias destacadas del día, haz click aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here