Los empresarios del Romaní celebran la adjudicación de las obras que transformarán por completo el polígono

0
686

El Ayuntamiento de Sollana ha adjudicado recientemente las obras de mejora y modernización del polígono La Ermita del Romaní subvencionadas al 50 % por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE). El empresariado del polígono, aglutinado en la Associació d’Empresaris de Parcs i Polígons Ribera Baixa (APPI) ha celebrado la llegada de esta inversión que transformará por completo el polígono industrial.

En la convocatoria de 2018, con el anterior Gobierno socialista, Sollana no pudo acceder a estas ayudas a pesar de que se aprobó en el pleno municipal solicitarlas, gracias, en parte, al esfuerzo de APPI, mediando entre los grupos políticos municipales para conseguir los votos necesarios. Finalmente, la inoperancia del Ayuntamiento provocó que Sollana se quedara fuera de la línea de ayudas porque no se redactó a tiempo el proyecto de ejecución de las obras que se pretendía financiar.

El IVACE convocó este año de nuevo las ayudas y el Gobierno municipal volvió a presentar el proyecto. Poco después, el PP accedió a la Alcaldía, que mantuvo gracias a los votos obtenidos en las Elecciones municipales del mes de mayo, y el proceso siguió su curso con éxito. Esta vez sí se ha conseguido una subvención de 120.000 euros para un proyecto que tiene un coste total de 235.792 euros, de los que el resto serán financiados por el Ayuntamiento con recursos propios.

Se trata de una actuación de mejora exigida desde hace años por los propietarios y usuarios de este polígono que tiene 40 años de antigüedad. Por fin, las reivindicaciones han obtenido respuesta por parte de la administración local.

Según el pliego técnico, las principales actuaciones consistirán en la renovación de la red de saneamiento con nuevos colectores en el carrer dels Borja y la repavimentación general tanto de esta vía como de la avenida de la Ermita.

A estas medidas en infraestructuras se suman otras como la canalización necesaria para desplegar la fibra óptica en el polígono o la instalación de cámaras de vigilancia y la colocación de luminarias con tecnología LED.

Según ha explicado el propio Ayuntamiento, la intención es que las obras comiencen cuanto antes. Desde APPI están convencidos de que esta inversión transformará por completo el polígono dando a las empresas un espacio actualizado y más propio del siglo XXI, lo que revertirá sin duda en su competitividad.

Desde la asociación de empresarios señalan, sin embargo, que los problemas del Romaní no se solucionarán únicamente con esta inversión, sino que hará falta un mantenimiento de las infraestructuras y, por ello, APPI ha solicitado al Ayuntamiento su apoyo para crear la Entidad de Gestión y Modernización del polígono y se ha mostrado dispuesto a ser aliado del Consistorio para conseguir que La Ermita del Romaní sea un área industrial consolidada según la nueva Ley de Áreas Industriales, así como seguir trabajando para lograr que, dentro de unos años, pueda ser un área avanzada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here