La Generalitat garantiza la continuidad de los servicios que gestionaba Emaús en Altea

0
52
Uno de los momentos de la visita.

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, anunció en Altea la continuidad de los centros de atención a los menores tutelados, mujeres víctimas de violencia de genero, personas con diversidad funcional y mayores que hasta ahora gestionaba la Asociación Emaus, y que tras el concurso de acreedores en la que entró esta asociación en mayo de 2015, hacia peligrar su continuidad.

La vicepresidenta del Consell en su visita al consistorio alteano daba la buena noticia a los alcaldes y ediles de los municipios de Altea, Polop, Benissa, el Verger y l’Alfàs del Pi, que desde el inicio se movilizaron para evitar que estos servicios se dejaran de prestar en sus respectivas localidades. Mónica Oltra adelantó que la gestión de estos centros ha sido asumida por la Fundación Salud y Comunidad a través de un contrato de emergencia, “para poder continuar y no perder un sólo día de atención y asistencia a sus usuarios”, y en el mes de octubre se procederá a un contrato de licitación de urgencia “para dar una estabilidad a esta situación transitoria”, señaló la vicepresidenta.

Oltra se mostró muy satisfecha con los buenos resultados “de una negociación larga y complicada” en la que, tanto los ayuntamientos de los municipios donde su ubican estos centros como la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, “han colaborado y trabajado con el objetivo común de mantener estos centros abiertos” y los puestos de trabajo que llevan aparejados. La vicepresidenta explicó que en estos dos últimos años, desde la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas se ha trabajado para que la situación económica por la que atravesaba la empresa “no afectara al servicio y trato que reciben los usuarios de los centros”, y ha destacado que se ha conseguido “gracias a la profesionalidad de las personas que trabajan en ellos, que han tenido una paciencia infinita durante todo este largo proceso”.

Recordar que en total son 10 centros los que se han visto afectados por esta situación con más de 126 personas usuarias de los mismos, la mayoría personas menores de edad, y 134 trabajadores y trabajadoras.

Para el alcalde de Altea, Jaume Llinares, se cierra un grave problema que afectaba a muchísimas personas, tanto usuarios como trabajadores. Para el primer edil se trataba de una cuestión muy sensible que no tenía una fácil solución, pero que finalmente se ha podido solventar con la intervención de la Generalitat.

Jaume Llinares quiso hacer mención especial a la Residencia Les Boqueres, que ha llevado una negociación distinta al tratarse de una fundación privada, dentro del grupo Emaus, pero con unas características distintas a los otros centros negociados con la Conselleria. Según el alcalde de Altea, “la Residencia Les Boqueres fue de las primeras en comenzar a negociarse y está todo muy avanzado. He participado de las reuniones que se han llevado a cabo durante las negociaciones y puedo adelantar que esta empresa ya tiene la adjudicación por parte del administrador concursal y el juez, pero ahora mismo hay abierto un plazo para posibles reclamaciones que finaliza el próximo 25 de julio”.

El alcalde de Altea destacó que a primeros de agosto podría darse por finalizado también este proceso, y anunciarse la nueva gestión de la Residencia Les Boqueres. Según Llinares, “esta nueva empresa ya se ha reunido con los trabajadores de la residencia y van a volver a contratar a todos ellos, e incluso pretenden ampliar el personal y los servicios que se prestaban hasta ahora”, destacó el primer edil.

Para ver las noticias más destacadas de hoy, pincha aquí

Dejar respuesta