La Diputación limpiará las playas de 15 municipios de l’Horta Nord, Ribera Baja y La Safor

0
175

La Diputación de Valencia ha puesto en marcha la campaña 2017 del Servicio de Limpieza de Playas, con el propósito de adecuar y poner a punto las costas del litoral valenciano y hacerlo al mismo coste por metro cuadrado para los consistorios que en ejercicios anteriores. Es decir, 0,217 euros al año, IVA incluido, tal y como ha informado el diputado de Medio Ambiente, Josep Bort.

En este sentido, Bort ha incidido en que para la presente temporada de limpieza de playas «el presupuesto se ha incrementado en 133.000 euros», al pasar de una inversión de 230.000 euros del ejercicio 2016 hasta los 363.000 euros de la presente. Asimismo, también ha destacado que este presupuesto «contempla una inversión de 140.000 euros para la adquisición de dos nuevos tractores», ha apuntado.

«Los ayuntamientos abonan cerca de un 13% de los costes totales de este trabajo, que es muy beneficioso para la ciudadanía, y reconocen que el servicio que prestamos es muy necesario y están muy agradecidos de que la Diputación colabore con los municipios», ha manifestado el diputado.

Para la presente campaña, la Diputación de Valencia pondrá al servicio de los municipios una infraestructura dotada de 15 tractores, otras 15 máquinas de limpieza de playas y tres camiones de transporte de residuos. Todo ello permitirá abarcar un total de 500.000m² de superficie de playas, a través de 22.000 metros de línea de costa pertenecientes a playas de un total de 15 localidades.

En concreto, se trata de siete playas del norte –Puçol, El Puig de Santa Maria, la Pobla de Farnals, Massamagrell, Massalfassar, Foios y Meliana– además de otras ocho playas de la zona sur –Mareny de Barraquetes, Tavernes de la Valldigna, Gandia, Daimús, Guardamar de la Safor, Bellreguard, Miramar y Piles.

 

Campaña de limpieza

El Servicio de Limpieza de Playas se articula en torno a diferentes campañas de ejecución. Así, la campaña de primavera se lleva a cabo del 1 de marzo al 31 de mayo, y efectúa actuaciones de limpieza profunda. Representa el trabajo más importante para que el litoral presente su mejor imagen durante los meses de verano, impidiendo el desarrollo de hongos y levaduras y retirando los residuos más soterrados.

La campaña de verano se realiza del 1 de junio al 30 de septiembre y se circunscribe a actuaciones de limpieza y mantenimiento. Además, hay una campaña en otoño en la que se recogen los residuos generados durante los temporales marítimos, que se efectúa del 1 de noviembre al 16 de diciembre.

Todas estas actuaciones se compaginan con las tareas de conservación y mantenimiento de los cordones dunares y fomento del desarrollo de la vegetación embrionaria para la consolidación de dunas.

 

Para ver las noticias más destacadas de hoy, pincha aquí

Dejar respuesta