La Diputación dotará con nuevos centros sociales a Llíria, Sueca, Paterna y Carcaixent

0
684
Maria Josep Amigó y Mónica Oltra

La Diputación de Valencia invertirá cerca de nueve millones de euros en servicios e infraestructuras sociales en Llíria, Sueca, Carcaixent y Paterna, como han confirmado hoy  la vicepresidenta de la corporación provincial, Maria Josep Amigó, y la vicepresidenta y consellera Mónica Oltra.

En concreto, en el presupuesto de 2017 aprobado por la Diputación, la corporación provincial destina un total de 5’6 millones de euros a inversiones sociales, que comprenden obras en los municipios de Llíria, Sueca, Carcaixent y Paterna. Una partida presupuestaria que también contempla un incremento de 2,7 millones de euros para atender los Servicios Sociales de los ayuntamientos menores de 10.000 habitantes, además de mantener la línea de colaboración iniciada el pasado ejercicio para dotar con 400.000 euros las ayudas para combatir el empobrecimiento energético. En total, cerca de nueve millones de euros en inversión social asignados atendiendo a criterios estrictamente objetivos de necesidad marcados por la Conselleria y en las demandas realizadas por los distintos ayuntamientos.

Con estas inversiones se pondrá en marcha un centro de recepción de niños y niñas en Llíria, y tres centros destinados a trastornos mental graves, en Sueca, Paterna y Carcaixent. En este sentido, y tal y como ha explicado Maria Josep Amigó, la colaboración entre administraciones se producirá en tres niveles: «Los consistorios aportarán los terrenos, la Diputación invertirá en la construcción, y la Generalitat dotará a los centros de recursos para hacer frente a los gastos de funcionamiento y de personal».

 

Centros de recepción para menores y residencias

En cuanto a las actuaciones ya concretadas, en primer lugar la Diputación financiará la construcción de un centro de recepción para niñas y niños en la antigua prisión de Llíria. Desde la Conselleria se estima en 900.000 euros el importe de esta obra, y se colaborará en la elaboración del proyecto. Además, esta puesta en marcha supondrá la recuperación de un viejo inmueble municipal.

Por otra parte, una de las prioridades de atención, tanto de la Diputación como de la Generalitat, radica en el ámbito de la salud mental, ya que constituye uno de los colectivos más desprotegidos. Así, en el municipio de Sueca se completará la tercera fase de la residencia y centro de día especializado en salud mental, actualmente en situación de inicio de las obras de forma inmediata y que ya dispone de un anteproyecto estimado en 2,3 millones de euros.

Por su parte, el Ayuntamiento de Paterna ha finalizado la expropiación de la segunda fase de una Residencia de Salud Mental, con un presupuesto de 1.600.000 de euros. Esta infraestructura, que ya cuenta con el proyecto de ejecución, está en disposición de iniciar las obras de forma inmediata.

Por último, en Carcaixent, se invertirá en el Centro de Día y el Centro de Integración y Rehabilitación (CRIS). Un proyecto donde el Consistorio de esta localidad de la Ribera Alta ya ha aportado una memoria económica que presupuesta la actuación en 800.000 euros.

Maria Josep Amigó ha destacado que estas actuaciones «son fruto de la coordinación y la colaboración institucional establecida entre administraciones, del establecimiento de criterios objetivos y la apuesta decidida por las políticas sociales que compartimos el Consell y el gobierno de la Diputación en nuestro propósito de trabajar por las personas y que la ciudadanía disponga de los mismos derechos y oportunidades independientemente del municipio donde se resida», ha incidido. Asimismo, Maria Josep Amigó también ha reivindicado «el propósito de llevar el espíritu y la letra del Pacte del Botànic en cada uno de nuestros pueblos y ciudades».

 

Para ver las noticias más destacadas de hoy, pincha aquí

Dejar respuesta