La Diputación de Valencia tiene a punto el dispositivo de emergencia ante la previsión de ola de frío que llega hoy a las comarcas valencianas, en especial las centrales. Cerca de 400 personas están en alerta ante la posibilidad de que las carreteras de la red provincial puedan presentar problemas a causa del hielo y la nieve y de que los municipios puedan necesitar ayuda por los efectos del temporal.

El Servicio de Conservación y Explotación del Área de Carreteras de la Diputación de Valencia coordinará las incidencias que se vayan registrando a través de su Dispositivo de Actuaciones de Vialidad Invernal, que está centrado en las demarcaciones en las que se prevé un mayor número de incidencias: Utiel-Requena, Villar del Arzobispo, L’Alcúdia de Crespins y Buñol. Las actuaciones que está previsto que se lleven a cabo en este tipo de dispositivos son la extensión de sal fundente en las carreteras para rebajar el punto de congelación del agua y la retirada de nieve acumulada sobre las vías.

 

“Es necesario pedir precaución a la población. Vamos a enfrentarnos a una ola de frío y hay que ser cautelosos en la circulación por carretera, evitar al máximo los desplazamientos, y sobre todo hacerlos con mucho cuidado”, ha señalado Jorge Rodríguez. El presidente de la Corporación provincial ha mantenido una reunión con el director general de Emergencias, José María Ángel, y personal de Carreteras y Divalterra para coordinar las acciones de respuesta a posibles incidencias por la ola de frío. “La Diputación de Valencia ha puesto toda la carne en el asador para hacer frente a esta bajada de las temperaturas”, ha destacado el diputado de Carreteras, Pablo Seguí.

 

200 toneladas de sal, a punto

La Corporación provincial tiene preparadas 200 toneladas de sal, que se arrojará a las carreteras para evitar en lo posible las placas de hielo, y 20 vehículos, contando quitanieves y retroexcavadoras, para hacer frente a los problemas que puedan ocasionar las bajas temperaturas. En cuanto a los efectivos humanos, a las 60 personas que permanecen en alerta en el área de Carreteras se suman los más de 300 efectivos de las brigadas de Divalterra, pendientes de las llamadas de alerta que puedan llegar de los municipios valencianos. “Todos estos medios estarán a disposición de los ayuntamientos para poder solventar las incidencias que se puedan producir”, ha añadido el diputado de Carreteras, Pablo Seguí.

“Lo que más nos preocupa es que como consecuencia de la bajada de temperaturas se produzcan capas de hielo en la red de carreteras, además teniendo en cuenta que mañana es un día laborable”, ha señalado el director general de Emergencias, José María Ángel, quien además ha asegurado que desde el Centro de Emergencias 112 se coordinarán todos avisos al Consorcio Provincial de Bomberos, a las brigadas y a la red de carreteras, con el objetivo de conseguir una actuación lo más rápida y eficaz posible a las diferentes incidencias que se produzcan durante la ola de frío.

 

Para ver las noticias más destacadas de hoy, pincha aquí

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here