Juegos de estrategia

1
545

La estrategia es una técnica fundamental en la vida, en cualquier ámbito. La estrategia son una serie de acciones que acostumbran a estar bien meditadas y que están encaminadas a un fin determinado. Quien no posee una estrategia, corre el enorme riesgo de no conseguir sus propósitos o bien estar en posesión de una suerte de imprevistos que le lleven a su objetivo, pero este es un riesgo que no corre quien de verdad sabe jugar.

Ante un partido de fútbol frente a cualquier rival, el Valencia CF no puede ir desposeído de estrategia o en ese caso, será arrollado sin tibieza ninguna. Por tanto, si el Valencia CF cree en sí mismo y está dispuesto a ganarle la partida a su contrincante, deberá realizar un ejercicio previo antes de cada partido que le permita meditar esas acciones que debe llevar a cabo, analizar su posible efecto posterior y ejecutar aquellas que haya concluido le pueden encaminar a la victoria en cada encuentro.

Concejal de Cultura, Educación e Igualdad Ayuntamiento de Chiva
Concejal de Cultura, Educación e Igualdad
Ayuntamiento de Chiva

Así mismo, las estrategias escogidas pueden estar basadas en diversos principios. Las pueden haber audaces, hábiles y limpias, como las pueden haber torpes, previsibles y sucias. En función de la que se elija, la victoria o la derrota, lucirá más o menos. No es lo mismo ganar un partido a base de jugadas ensayadas que intentando neutralizar el centro del campo con faltas, además de perder tiempo cada vez que se tiene ocasión.

Prosigamos en el análisis de las estrategias pero cambiando de terreno de juego. Salgamos del estadio de fútbol y vayamos a otro terreno bien distinto: una Sesión Plenaria en un Ayuntamiento cualquiera, el de Chiva, por ejemplo. Y evidentemente, cambiemos los equipos de fútbol por formaciones políticas. La liga es la Legislatura y cada Pleno un partido de esta.

Lógicamente, no pienso que todas las formaciones que hay en la cámara local tengan estrategia alguna. Así lo pienso porque así se demuestra, al menos desde mi punto de vista. Y de las que sí tratamos de trazar una estrategia o varias, hay grandes diferencias.

Me remitiré a un ejemplo concreto del pasado Pleno de junio que, sin aparentar ser directamente destructivo, ilustraría bien lo que llamo estrategia de la oposición destructiva.

Habían pasado ya casi todos los puntos del orden del día, con sus momentos más tensos. Nos encontrábamos en el último, en el que se da cuenta de las Resoluciones de Alcaldía y concretamente tenía la palabra la bancada del Partido Popular, que ya había comentado alguna cuestión. Retoma la palabra uno de sus miembros para pedir explicaciones al Alcalde sobre un Decreto que es un contrato menor a una empresa para la limpieza de dos colegios y como acompañamiento a esta pregunta, sugiere “revisar la Ley de Racionalización” de la Consellería, porque “Educación es competencia suya y deberían pagar los conserjes, la limpieza, las reparaciones, la luz o el gas, que ahora mismo lo está pagando el Ayuntamiento”, solicitando así que Consellería nos devuelva el importe de lo gastado hasta el momento.

– Si, lo sé. Tú que estás leyendo estas líneas, sabes tan bien como yo que el Partido Popular ha gobernado el Ayuntamiento de Chiva durante diez años, incluidas dos mayorías absolutas, pero jamás le ha reclamado nada a Consellería en esta materia. Es más, por falta de personal, han preferido tener durante años el Colegio San Vicente de Paúl sin conserjería, algo que solucionamos a los pocos días de entrar a gestionar el consistorio en 2015. –

Y yo, sabiendo que no estaba en lo cierto e incluso sabiendo que lo estaba diciendo mal a sabiendas, le respondí con otra pregunta: ¿Estás seguro de ello?. Afirmó convencido que sí.

Como no podía ser de otra manera y aun sabiendo que no tenía razón, tomo nota de su ruego y me dispongo a comprobar la citada Ley de Racionalización, solicitando a la Secretaría del Ayuntamiento un informe al respecto. Teniendo ya ese informe jurídico en la mano, leo en su punto quinto: “Competencia sobre conservación, mantenimiento y vigilancia por los entes locales de los centros educativos de las enseñanzas no universitarias. La Ley 27/2013 ha incorporado dicha materia explícitamente al listado del artículo 25.2, letra n, de materias sobre las que se han de reconocer competencias propias municipales (<<la conservación, mantenimiento y vigilancia de los edificios de titularidad local destinados a centros públicos de Educación Infantil, Educación Primaria o de Educación Especial>>).

Efectivamente. La vigilancia, la conservación y el mantenimiento de los centros educativos no universitarios son competencia de los Ayuntamientos, por tanto, podríamos estar ante un error en la formulación de la pregunta, ¿no? Al fin y al cabo, todo el mundo cometemos errores.

Pero no. Es aquí donde entra lo que anteriormente llamé estrategia de oposición destructiva, la que llevan empleando en los dos años que tenemos recién cumplidos de Legislatura, que consiste ni más ni menos que en alterar el orden de los Plenos y del funcionamiento en general del Ayuntamiento. Saber que el mantenimiento de los colegios es competencia municipal y sembrar esa incertidumbre intencionadamente, como con otros tantos asuntos, consigue que el río se revuelva por unos instantes. El problema lo tienen cuándo han creído ser pescadores y se dan cuenta de que no han colocado el anzuelo.

 

Entre el caos, el alboroto, la siembra de dudas o posibles errores y la creación de un ambiente completamente hostil, tratan de sacar una ventaja política que resulta ser ficticia, pues más pronto que tarde quedan en evidencia. Venir al Ayuntamiento una vez al mes a cada Pleno Ordinario con una suerte de preguntas preparadas sin intención alguna de solucionar nada, con el único objetivo de sorprendernos a cualquiera de los cargos públicos que si tenemos competencias y nos arremangamos día a día para trabajar, esa es su misión. Bravo, con suerte nos puedan intentar evidenciar en algún fallo, despiste u otras razones, claro, somos seres humanos. Decía que quedan en evidencia precisamente por eso, porque se convierten en una oposición que no aporta nada positivo y hace perder el tiempo al pueblo entero. Conseguir “cazar” a otro Concejal con una pregunta trampa o sorpresa no le soluciona nada a la gente, más allá del entretenimiento momentáneo para sus associati y su evidente incapacidad de trabajo colaborativo por y para quienes nos han puesto ahí.

Associati son también quienes agitan día a día las redes sociales con mentiras, mal gusto y muy poco nivel. Y aunque sea otro intento de oposición destructiva, no lo voy a meter en ese pack, esto se queda en mero entretenimiento. Mediocre, pero entretenido. –

Así lo estamos viendo con el bloqueo continuo de diferentes asuntos, algunos de menor calado, otros que resultan ser sangrantes, pero no porque nos hagan daño al resto de Concejales; son dolorosos para todo el pueblo, que es quien los acaba padeciendo.

Hasta en dos ocasiones hemos llevado a Pleno la solicitud de un préstamo de dos millones de euros. ¿Creen que es un capricho? Resulta que la experta gestión del Partido Popular, que desde mi punto de vista ha tratado de abusar y engañar a diferentes propietarios, se dedicaba a expropiar terrenos a precio rústico, pero en suelo urbano. Claro, lógicamente nunca llegaban a un acuerdo, los propietarios denunciaban al Ayuntamiento (con todo su derecho, son sus propiedades) y los Juzgados, con sentencias firmes, condenan al pueblo de Chiva a pagar cantidades espectaculares, tales como, el millón de euros del Jardín de la Cultura o el otro millón de la Ciudad del Deporte de su imaginación, entre otros pendientes de sentencia. Pero claro, esos despropósitos no los pagan ellos de su bolsillo, los pagamos entre todos, así que, ¿qué les importaba? No, no tendrán que pagarlos, pero deberían asumir responsabilidades políticas. Ante una gestión tan nefasta, sólo por vergüenza, deberían dejar de ser cargos públicos y pedir disculpas, pero resulta que también hacen buen cemento, del duro. Y de aquellos polvos, estos lodos.

 

Ahora es el momento de buscar solución y la tenemos. Proponemos la solicitud de un préstamo para pagar dichas expropiaciones, de forma que este problema no afecte a la gestión actual. Así, los varios millones de euros de superávit del ejercicio 2016, se pueden dedicar exclusivamente a realizar inversiones en todo el término municipal.

¿Quién no iba a querer que se realicen cuántas más inversiones? Claro, la oposición y su famosa estrategia destructiva. Lo miran desde un prisma partidista y deduzco así su pensamiento: “Si en el tiempo que queda de Legislatura dedican tantos millones de euros a inversiones, van a poner el pueblo patas arriba y ya no vamos a poder decir que no hacen nada y que esto es un caos.”

Bien, pues si finalmente conseguimos apoyos (en lo cual confío) para aprobar el préstamo, además de hacer justicia inmediata con los antiguos propietarios pagándoles lo que es suyo, dispondremos de una cantidad de dinero realmente importante como para renovar de pies a cabeza las antiguas instalaciones de nuestros centros educativos, mejorar diferentes infraestructuras culturales para poder dotarlas de contenido y asumir apuestas culturales colectivas con altura de miras, crear nuevas infraestructuras completamente municipales en el ámbito de los diseminados y las urbanizaciones, arreglar centenares de kilómetros de calles que tanto lo necesitan, poner los parques y jardines en las condiciones que se merecen, ampliar las instalaciones deportivas de verdad, batir las calles de limpieza y pintura para que luzcan como nunca, es decir, hacer que Chiva luzca, en definitiva, como se merece, ni más ni menos.

Las estrategias, si son audaces, hábiles y limpias, son necesarias, pero si son lo contrario, más vale que las dejen de lado y cambien, porque no nos perjudican a los partidos políticos que a día de hoy tenemos competencias, están perjudicando a un pueblo entero.

Chiva no es un juego de estrategia y se merece mucho más de lo que está viviendo. Chiva necesita espacios de empoderamiento ciudadano, no para exigir ni alborotar, los necesita para construir pueblo desde el apoyo mutuo, las propuestas y la mirada fija en hacer de nuestra Villa un espejo al mundo entero. Ahora más que nunca, Chiva Adelante.

 

Manu Clemente Silla

Concejal de Cultura, Educación e Igualdad

Ayuntamiento de Chiva

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here