El consumidor evoluciona, ¿las marcas se adaptan?

0
51

Una sociedad cambiante, ritmos distintos, el mayor peso de lo urbanita, la tecnología que facilita y a la par condiciona el día a día, da como resultado una evolución del consumidor al que las marcas deben comprender para luego satisfacer.

Uno de los cambios principales de la última década al que no todas las marcas han llegado es el de los hogares monoparentales y los unipersonales. Cualquier producto de consumo es susceptible de adaptarse a esta situación, pero probablemente en el sector alimentación es donde mejor lo han entendido hace años.

Si es el ritmo de vida el que impone una alimentación “on the go” o sobre la marcha, o es que cada vez más personas dedican menos tiempo a la comida y les vienen bien estas soluciones es lo de menos.  La realidad es que hay una demanda creciente para un tipo de alimentación que nos permite consumir en cualquier lugar y momento alimentos concebidos para ser ingeridos en poco tiempo, de forma fácil y sin complicaciones.

Pero como el consumidor evoluciona, a la alimentación “on the go” se le suma la exigencia de que sea saludable, que contenga las menores grasas saturadas posibles y también limite las calorías. Ahí se abrieron un gran hueco las soluciones de envasado “ready to use” para frutas, hortalizas y ensaladas. Pero los consumidores queremos más, más variedad, más calidad, más oferta de alimentos para esos minutos que se dedican a la comida.

Aquí surgen iniciativas como la presentada por Dulcesol y que estará en los lineales de los supermercados en septiembre. Es Naturcrem, una gama que está compuesta por ocho cremas 100% ecológicas fabricadas sin gluten, algunas de ellas sin lactosa y aptas para veganos. Individual, sano, ecológico y hasta apto para intolerantes a la lactosa y veganos, una vuelta de tuerca en la innovación buscando al consumidor uno a uno, un nicho de mercado creciente en entornos urbanos que Dulcesol va a atacar en breve.

Y es que se imponen las opciones que buscan un cliente cuanto más específico mejor, en un posicionamiento de las marcas de alimentación en grandes superficies, pero también en pequeños comercios especializados.

Es una prueba de que la marca que se adapta, y acierta, tiene más opciones de ganar cuotas de mercado. Un mercado cada vez más individualizado e individualista, preocupado por su salud y hasta por el medio ambiente. Todo un reto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here