¿Cómo quieres cuidar tu piel?

0
838

¿Cuántas veces nos hemos dejado llevar por el consejo de un amigo, una publicidad bonita o un envase precioso a la hora de elegir nuestra cosmética? Muchas, seguro.

Y es que a veces parece que la piel, nuestra piel no nos pertenezca, que “ella” sea independiente al resto de nuestro cuerpo, sin embargo estamos hablando de que es el órgano más extenso de nuestro organismo, que es un emuntorio muy importante, además nos protege del entorno, es nuestra carta de presentación, regula la temperatura corporal…. Entonces… ¿por qué cuidamos lo que comemos y no, lo que nos ponemos?

Todo lo que nos aplicamos en nuestra piel penetra en nuestro organismo, dependiendo de la estructura molecular del producto que nos ponemos,  la penetración del mismo,  será más superficial o llegará al torrente sanguíneo… pero todo, absolutamente todo interrelaciona con nuestro cuerpo.

Por eso… cuando vayamos a elegir nuestra cosmética es muy importante tener bien claro una serie de conceptos:

  • COSMÉTICA CONVENCIONAL: aquella que contiene ingredientes químicos, de síntesis…
  • COSMETICA NATURAL: aquella cuyos ingredientes son naturales.
  • COSMETICA ECOLOGICA: cuyos ingredientes además de naturales son ecológicos, es decir que provienen de la agricultura ecológica.

La cosmética convencional todos sabemos identificarla, la mayor duda surge entre la natural y la ecológica y en este punto me encanta poner el ejemplo de Victoria Sánchez de Saper: “un tomate es natural siempre, pero si proviene de la agricultura ecológica estará libre de pesticidas y tóxicos, lo cual no ocurre en caso de que provenga de la agricultura convencional”. Por lo tanto cuando estamos ante un producto cosmético natural significa que sus ingredientes mayoritarios son naturales pero nadie nos asegura la procedencia de esos ingredientes, sin embargo cuando estamos ante un cosmético certificado ecológico significara que el producto que tenemos en nuestras manos está compuesto por ingredientes naturales de procedencia ecológica, es decir… sin tóxicos ni pesticidas.

En cuanto a las certificaciones hay que tener en cuenta que hay diferentes categorías: 100% natural, natural con un porcentaje de ecológico o más de un 90% ecológico, para diferenciarlos habrá que aprender a diferenciar las diferentes certificaciones y sobretodo…. Aprender a leer los INCIS y las etiquetas de nuestros productos, para lo cual os recomiendo descargaros de la RedEcoestética el listado de ingredientes a evitar en nuestros cosméticos.

Además hay que tener en cuenta el GREENWASHIG, es decir aquella publicidad que bajo una imagen “verde” nos venden productos que dicen ser naturales y sin embargo al leer el INCI no encuentras ningún producto natural o en todo caso en un porcentaje mínimo.

Por lo tanto no os dejéis llevar por una imagen bonita, una publicidad engañosa o por lo que te recomiendan en la calle, hazte responsable de tu salud, de tu belleza y elige cosmética que cuida de tu piel, que cuida de ti.

 

Yolanda Muñoz del Águila

Aromatóloga y experta en BioCosmética

www.yolandamunozdelaguila.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here