El barrio de Russafa celebra San Blas

0
163

Fotos: Manolo Guallart.- San Blas es venerado tradicionalmente como abogado contra los males de garganta.  La jornada festiva en el barrio valenciano de Russafa comprende la celebración de dos misas, con la bendición y reparto de cerca de 20.000 panes.

El ambiente en el entorno del templo rezuma sabor valenciano, con los puestos de porrat, la aglomeración de gente en las mesas donde es tradición comprar botellitas de aceite bendecido y bolsitas con coquetes del Sant, cuyo envoltorio incluye una oración imprescindible:

“Poderoso San Blas, abogado contra los males de garganta:
alcánzame la gracia que necesito si es voluntad de Dios todopoderoso,
y haz que queda darte gracias por el bien recibido.”

Por la tarde, la actividad se aglutina alrededor del tradicional acto en el que las madres acercan a sus hijos pequeños al altar para ungirles la garganta con aceite bendecido para que el santo les proteja contra las enfermedades de garganta. En todo caso los mayores no dejan de hacerlo por la confianza de toda la vida en San Blas.

En el exterior de la parroquia está desde bien temprano la imagen procesional del santo, que -a media tarde- recorre el barrio portada en carro-anda por un grupo de feligreses. La precede el tabal i la dolçaina, ; tras ella, un sacerdote rodeado de la feligresía infantil y muchos menores venidos de otros barrios que ya conocen la devoción por San Blas.

Este año, al ser viernes la festividad de San Blas, el programa se ha desarrollo seguido. Tras la procesión, el obispo auxiliar Javier Salinas ha presidido un nuevo paso de niños para recibir el aciete bendecido en su garganta. Más tarde, el prelado ha concelebrado la eucaristía con el párroco José Verdeguer.

El sábado por la tarde, la asociación Cant Valencià d´Estil realizaó la ronda al santo y el domingo por la mañana tuvo lugar en la plaza la tradicional dançà a Sant Blai.

Dejar respuesta