El Ayuntamiento de València invita a escolares y vecinos a adoptar un alcorque de su barrio

0
240

La iniciativa comienza en los barrios de Patraix, Sant Marcel·lí y El Cabanyal

El Ayuntamiento de València, a través de la Concejalía de Medio Ambiente, ha lanzado una campaña municipal para que la ciudadanía adopte uno de los 60.000 alcorques de la ciudad. Se trata de una iniciativa que “quiere recuperar un sentimiento: que la calle es nuestra, de todos, con todo lo que ello significa; de derechos y de deberes con la calle”, ha dicho Pilar Soriano, concejala de Medio Ambiente.

Los vecinos podrán hacerse cargo, a partir de ahora, de un alcorque de su calle (o de una calle cercana). Podrán plantar matojos y sembrar flores y mantenerlo junto a trabajadores del Ayuntamiento. Los técnicos municipales darán consejos expertos sobre cómo actuar, cuáles son las herramientas y las semillas o plantas necesarias y cómo cuidar las plantas. Además, la concejalía pondrá al alcance un teléfono por si se detecta algún problema en el alcorque, el árbol o las plantas que hay.

Díptico publicado por el Ayuntamiento de València para la adopción de un alcorque
Díptico publicado por el Ayuntamiento de València para la adopción de un alcorque

Cada año, el Día del Árbol, el Día de los Bosques o el Día del Medio Ambiente (enero, marzo y junio) la concejalía organizará una fiesta en el barrio para renovar el compromiso que los vecinos y las vecinas han asumido con los árboles.

“Para involucrar a las familias enteras, coordinaremos las actividades desde las escuelas y también con la colaboración de las asociaciones de vecinas y vecinos del barrio. También estará abierta la participación a otras entidades o asociaciones”, ha explicado Pilar Soriano.

Además, desde el Servicio de Jardinería se proveerá de plantas y herramientas para poder hacer una plantación adecuada, mientras que las escuelas, entidades y vecindario en general harán un control de la evolución de las plantas.

Cada año se entregará un certificado a las familias como colaboradoras y un certificado personal a todas las niñas y los niños que hayan participado en el proyecto. También se hará un reconocimiento anual a las escuelas y entidades que se hayan distinguido por su participación y por su constancia.

La iniciativa comienza a partir de la próxima semana en los barrios de Patraix, Sant Marcel·lí y El Cabanyal, y la idea es que vaya extendiéndose próximamente a todos los barrios de la ciudad.

Para ver las noticias destacadas del día, haz click aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here