Alto Turia, una comarca para descubrir

0
1108
Birding en Arquela
Birding en Arquela

A menos de 100 kilómetros de Valencia, o a poco más de una hora en coche, el Alto Turia ofrece numerosas propuestas de turismo rural para pasar un día, un fin de semana o un puente disfrutando de actividades muy dispares y para todos los públicos.

Chelva, Tuéjar, Titaguas, Aras de los Olmos o Benagéber ofrecen el encanto de los pueblos de interior, con actividades para cualquier época del año, y trabajan intensamente para dar a conocer esos atractivos desde la Mancomunidad con un proyecto turístico de primer orden.

Observatorio de Aras de los Olmos
Observatorio de Aras de los Olmos

Su mayor logro reciente sólo lo tienen 9 zonas más de todo el planeta; que no es poco. La calidad del cielo de Aras de los Olmos y Titaguas y el compromiso con el medio ambiente han valido al municipio la reciente certificación como destino turístico Starlight y reserva Starlight. Un título que convierte a Aras de los Olmos en un destino astronómico preferente y es la culminación de varios años de trabajo por conseguir este reconocimiento, que se ha junto con los pueblos de Alpuente, La Yesa y otros 23 municipios de la comarca de Teruel Gúdar-Javalambre.

En Aras de Olmos, además de un complejo rural de primer orden para pernoctar, podemos encontrar un observatorio astronómico que organiza actividades para toda la familia. Dispone de 3 telescopios distintos de la Universitat de València y se utiliza también para difundir el astroturismo, una experiencia distinta para niños y mayores con los que descubrir estrellas, planetas y constelaciones, pasando por los cráteres de la Luna, o conocer un poco más del Universo y saber cómo trabajan nuestros astrónomos. Una experiencia que hay que vivir de noche, aunque no hace falta trasnochar, y que en este año han disfrutado más de 4000 personas.

 

Birding

Con las luces del día en la Rambla de Arquela de Tuéjar se puede practicar otra de esas actividades que nos hacen salir de lo normal en el turismo rural. Se trata del birding, o la observación de aves.

Algo que pocos saben es que el birding es todo un producto turístico con muchos aficionados y que puede ser muy entretenido para los más pequeños y los mayores. En Arquela hay una buitrera en la que, con el material adecuado que proporciona la empresa que oferta el producto, se puede observar los hábitos de más de una veintena de buitres leonados, todo un espectáculo para la vista; pero también se avistan halcones, chovas piquirrojas, cuervos o milanos.

En la ruta del Azud de Tuéjar a Arquela, que se puede completar a pie por una pista forestal muy cómoda, se contempla un paraje natural espectacular en todas las estaciones del año; además, se puede visitar el nevero de Arquela y hasta unas pinturas rupestres cerca del azud. Una excusión de medio día muy completa, didáctiva y divertida.

 

Barrio árabe de Chelva
Barrio árabe de Chelva

Patrimonio

Chelva es el municipio de mayor tamaño del Alto Turia, y muestra un rico patrimonio arquitectónico. Si no conoces Chelva no dirías que un municipio de 1500 habitantes en invierno y 3000 en verano alberga en su casco urbano un Barrio Árabe (Benacacira), un Barrio Judío (el Azoque) o un Barrio Morisco (o Arrabal), perfectamente delimitados y cuya trama urbana inconfundible nos guía por sus callejuelas.

La Iglesia Arciprestal de Nuestra Señora de los Ángeles de Chelva es sencillamente imponente, del siglo XVII, inspirada en el Gesú de Vignola, con importantes innovaciones barrocas y una posterior fachada manierista. Guarda grandes similitudes con otras grandes iglesias del momento como la Asunción de Llíria y la fachada de San Miguel de los Reyes de Valencia.

El Museo Arqueológico, o su más reciente producto turístico abierto al público, un refugio de la Guerra Civil bajo la iglesia, son parte de sus atractivos, que pone en valor con visitas guiadas los fines de semana.

Iglesia Arciprestal de Chelva
Iglesia Arciprestal de Chelva

Naturaleza y gastronomía

El Alto Turia es una subcomarca con innumerables atractivos naturales, entre los que destaca el pantano de Benagéber, y sus aldeas, a través de la que pasa la Ruta del Silencio, recomendada para senderistas que quieran descubrir nuevas zonas. Las rutas BTT que pasan por Titaguas y que unen el Alto Turia con el resto de la Serranía son otros de los atractivos.

La gastronomía de interior es una parada imprescindible en cualquier escapada al Alto Turia. Unos gazpachos, o una olla no pueden dejar indiferente a ningún paladar, junto al embutido de la zona, o las pastas típicas para endulzar la comida.

Más información en Visit Altoturia

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here