Altea permite a los hosteleros autorizados a ocupar la vía pública hasta después de Pascua

0
152
Uno de los momentos de la reunión.

El ayuntamiento de Altea acogió este pasado jueves una reunión con los hosteleros del casco antiguo convocada por la concejalía de Comercio en la que estuvieron presentes, además de la concejal de Comercio y Turismo, Anna Alvado; el concejal de Infraestructuras, Roque Ferrer; y representantes de la Asociación de Vecinos.

Con la presencia de más de 30 hosteleros de la zona, tal y como apuntan fuentes municipales, el sentido de esta reunión era dar cuenta que, gracias al trabajo realizado en las 8 reuniones que han tenido lugar durante los últimas semanas sobre la Ocupación de la Vía Pública, el Ayuntamiento va a permitir a los hosteleros del pueblo antiguo (que estén autorizados), a ocupar la vía pública desde ya y hasta después de Semana Santa.

Esta concesión se ha podido llevar a cabo gracias al trabajo y colaboración de la Associació de Veïns del Poble Antic. Tras la propuesta surgida en la mesa de trabajo en cuanto a la autorización para la instalación de terrazas en Semana Santa, dicha asociación ha accedido a su autorización con la condición de un cumplimiento estricto y ejemplar de la normativa por parte de los hosteleros.

La concejalía de Infraestructuras y Obras/Actividades, encabezada por Roque Ferrer, lo que pretende con su gestión es regular el uso de la vía pública, para implementarlo en la nueva ordenanza que está elaborando, y conjugar de esta manera los intereses de restaurantes y comercios con los de la vecindad, por lo que ahora se están teniendo en cuenta las aportaciones de la asociación.

“Prueba piloto”

A raíz de las propuestas formuladas por dicha asociación, mediante varios escritos al Ayuntamiento, desde la concejalía de Infraestructuras, la competente en la gestión del dominio público, se emitió una circular a los hosteleros implicados del núcleo histórico tradicional de Altea antes de esta reunión para informarles de las nuevas condiciones, favorables para sus intereses, que se habían acordado con los residentes de ese idílico lugar.

Por ello, como señalaba la concejal de Comercio, Anna Alvado, es de vital importancia la “prueba piloto” que va a suponer la autorización del uso de las terrazas incluso a partir del mediodía de todos los sábados, domingos y festivos, porque va a depender del uso cívico que se haga para que esta medida tenga continuidad en el tiempo.

En la reunión se ha manifestado, por parte de los vecinos como también de los restauradores y del Ayuntamiento, la voluntad de diálogo y convivencia dado que de todos depende que la imagen que reflejemos de Altea sea la que todos deseamos: una ciudad bella, cuidada, amable y respetuosa.

Para ver las noticias más destacadas de hoy, pincha aquí

Dejar respuesta