Cajamar y Ruralcaja culminan su fusión

0
24

Según ha informado este martes Cajamar en un comunicado, a partir de ese momento iniciará su andadura la nueva entidad resultante del proceso de fusión, y un mes más tarde, en la segunda quincena de diciembre, quedará asimismo constituido el nuevo Grupo Cajas Rurales Unidas al que ya han aprobado su integración otras 23 cajas rurales españolas.
La operación se ha demorado cinco meses sobre el calendario inicialmente previsto para adaptar el proceso de fusión a las exigencias y condicionantes establecidos como consecuencia de la posterior entrada en vigor en febrero y mayo de los reales decretos-leyes sobre saneamiento del sector financiero, en julio del memorando de entendimiento sobre condiciones de política sectorial financiera y en agosto del real decreto-ley de reestructuración y resolución de entidades de crédito.
El presidente de Cajamar Caja Rural, Antonio Pérez Lao, ha manifestado que la fusión de Cajamar y de Ruralcaja es la iniciativa “de mayor calado y significación” de las llevadas a cabo hasta ahora en el sector de las cooperativas de crédito, puesto que supone la unión de la “primera y la segunda” cajas rurales españolas, y a su vez propicia la unión de los dos grupos financieros cooperativos de mayor tamaño y volumen.
La operación, según ha añadido, contribuirá a fortalecer el sector cooperativo de crédito en España “impulsando entidades más eficientes y competitivas, que contribuirán a garantizar el futuro de nuestro modelo, basado en la proximidad, la calidad del servicio y el apoyo a los sectores productivos locales”.
Por su parte, el presidente de Ruralcaja, Eduardo Ferrer, ha señalado que el proceso supone participar en una operación de “gran relevancia para crear una entidad capaz de hacer frente a las cambiantes exigencias y condicionantes regulatorias para el sector financiero y cumplirlas con eficacia”.
Asimismo ha destacado que se trata de una operación que “garantiza la continuidad de nuestro legado histórico de cooperativa de crédito valenciana” en una entidad de nueva creación, de ámbito nacional, “que seguirá atendiendo y dando respuesta a nuestros socios y clientes”.
Ruralcaja, constituida en 1946 como Cooperativa de Crédito Caja Rural Provincial de Valencia, aporta 433 oficinas, 1.861 empleados, 222.000 socios y 830.000 clientes, 14.655 millones de euros de negocio gestionado y activos por importe de 9.185 millones. Se trata de la tercera caja rural valenciana, después de Caja Campo y de Caja Rural Castellón, que se fusiona con Cajamar Caja Rural.
Por su parte, Cajamar Caja Rural, a 30 de junio, cuenta con 964 oficinas y 4.521 empleados, más de 837.000 socios y 2,5 millones de clientes, 55.771 millones de euros de negocio gestionado y activos por importe de 32.999 millones. Es la primera cooperativa de crédito española, con un coeficiente de solvencia del 14,41 % y un ratio de capital principal del 14,10 % muy por encima de lo exigido en el real decreto de medidas de reforzamiento del sistema financiero español.
Desde hace años, tanto Cajamar Caja Rural como Ruralcaja han venido planteando la necesidad de constituir cajas rurales con más tamaño para fortalecer y hacer más eficiente y competitivo el sector de las cooperativas de crédito españolas. A sus proyectos, ya de ámbito nacional, se han unido en los últimos años otras cajas rurales de Andalucía, Murcia, Madrid, Castilla y León, Baleares, Canarias y Comunidad Valenciana.      

Integración tecnológica
Desde el lunes, las 588 oficinas pertenecientes a Ruralcaja, las catorce entidades del Grupo CRM y Caja Rural Castellón comparten la plataforma tecnológica de Cajamar. En las últimas semanas más de 1,1 millones de clientes han sido informados de todos los detalles relativos a este proceso de integración de los sistemas informáticos, que a partir de ahora les da acceso a más de 1.600 oficinas y 1.650 cajeros en todo el territorio nacional.
Para facilitar la implantación de este cambio tecnológico, Cajamar y Ruralcaja han enviado a 120 personas a reforzar durante dos semanas todas las sucursales del Grupo CRM y de Caja Rural Castellón. Asimismo, se ha reforzado el centro de atención telefónica a clientes con el fin de que, también a través de este canal, se pueda solucionar cualquier duda. De esta manera se trata de facilitar la adaptación de empleados y clientes al nuevo sistema tecnológico.
En los próximos meses se incorporarán también a esta misma plataforma tecnológica Caixa Rural de Vila-real y Caixa Rural Sant Vicent Ferrer de La Vall d’Uixó y Caja Rural de Canarias.